sábado, 20 de julio de 2024

A pesar de que no tiene nada con ver con sus misiones y funciones, el Instituto Provincial de la Vivienda sacó una licitación para la construcción de 5 casetas para los guardavidas de Playa Unión.

El llamado a licitación está divido en dos partes, el primero es para la construcción de 2 casetas para guardavidas en el sector sur de Playa Unión por un valor de $19.717230, 61 y un plazo de ejecución de 60 días corridos; el segundo es para la construcción de 3 casetas para guardavidas en el sector norte de la villa balnearia por un valor de $29.398.952, 85 y un plazo de ejecución de 90 días corridos.

Sin querer minimizar las necesidades reales de los guardavidas de Playa Unión de contar con más casetas para realizar sus labores en condiciones aceptables, las misiones y funciones del IPV son claras y está lejos de la construcción de estas cosas.

Para peor, abonará casi $10 millones por cada caseta, una verdadera fortuna para una pequeña y rudimentaria casita de madera de no más de 3 x 3 metros.

El Instituto Provincial de la Vivienda surgió con el propósito de planificar y realizar la construcción de viviendas, tanto urbanas como rurales, para su venta o arrendamiento especialmente a familias de limitados recursos económicos.

Así lo expresa la página web oficial del organismo.

Sin embargo, las necesidades de concretar obras (para la foto y la gacetilla) y la alianza política entre en gobernador Mariano Arcioni y el intendente capitalino, Damián Biss, hicieron que el Instituto deba ampliar nuevas funciones y destinar muchos millones de pesos para construir casetas en Playa Unión.

El apoyo de Arcioni a Biss estuvo presente a lo largo de todos estos años y de formas muy diversas. En junio pasado, por ejemplo, el gobernador adelantó al municipio $24.000.000 para el pago del cuerpo de guardavidas de esa localidad por la temporada 2023-2024. La torpeza al  querer ayudar económicamente al intendente en su intento de reelección fue tan evidente, que el punto 2 del decreto emitido el 14 de junio decía que el gasto debía rendirse a los 120 días de entregado el dinero, cuando la temporada iniciara recién en diciembre.

Compartir.

Dejar un comentario