sábado, 20 de julio de 2024

Trabajadores de la empresa Camuzzi realizaron una inspección de rutina en la Escuela especial N° 502 de Esquel, detectaron que la caldera principal no cuenta con ventilación y la clausuraron, por lo que el establecimiento se quedó sin calefacción y debió suspender las clases.

La directora del establecimiento, María Casatti, indicó que “Camuzzi realizó una inspección de rutina, como están realizando en todos las escuelas de la zona, y detectaron que la caldera principal no tenía ventilación por lo que procedieron a clausurarla hasta que se realice la obra correspondiente”.

“Esta bueno que Camuzzi realice este tipo de inspecciones porque nos permite estar seguros en las escuelas. Además, vinieron acompañados por el director de obras públicas, quien tomó nota de lo que hay que hacer para dejar el lugar en condiciones”, explicó.

“Al no tener calefacción, no podemos dar clases pero creemos que en pocos días más estará la obra hecha y desde Camuzzi nos dijeron que una vez que esté en condiciones, vuelven a habilitarnos las caldera y podríamos volver a dictar clases con normalidad”, destacó Casatti.

Cabe recordar que por problemas con la ventilación de una caldera, el año pasado más de 75 alumnos y docentes terminaron intoxicados en la Escuela N° 7719 de El Maitén.

Compartir.

Dejar un comentario