jueves, 30 de noviembre de 2023
Imagen ilustrativa

La primera luz eléctrica que conoció Esquel se debió a un aserradero. Los señores John Roberts y hermanos Ibeas tenían instalado un aserradero donde está actualmente el puente de hierro de parques nacionales, sobre el río Percy, pero les sobraba energía y resolvieron traer luz a Esquel.

Por cierto que ese servicio era algo primitivo y deficiente. Por otra parte, las condiciones del suelo sobre el que está construido Esquel hacían peligrosas las aguas por su fácil contaminación, obligando a la población a solicitar a la comuna, para que a su vez interese al gobierno nacional sobre un proyecto de aguas corrientes y luz eléctrica.

A pedido del Honorable Consejo Municipal, en el año 1925, la comuna de Esquel fue acogida a los beneficios de la ley 10.998 (saneamiento del territorio de la República). En el mes de abril de 1926, se efectuaron los estudios para la provisión de agua potable y mientras actuaba la comisión compuesta de un ingeniero y un agrimensor a pedido del presidente municipal de entonces, ampliáronse dichos estudios para la instalación de una usina hidroeléctrica.

En el mes de abril de 1930, se dio comienzo a los trabajos para la provisión de agua y de energía eléctrica bajo la dirección del ingeniero de Obras Sanitarias de la Nación, Edmundo R. Gellón. En plazo estipulado, o sea, a fines de julio de 1931, se dieron por terminados los trabajos y se procedió a los ensayos reglamentarios. Habiendo resultado satisfactorios los mismos, el 1 de noviembre de 1931, se habilitaron los servicios.

El desarrollo continuo del pueblo exigió múltiples ampliaciones en las instalaciones de agua y eléctricas, que se realizaron en los años 1934, 1939, 1942, 1943, 1944, 1947 y 1949. En la actualidad, se está llevando a cabo una gran ampliación de las instalaciones electromecánicas y de las redes. Los focos de alumbrado público, que primitivamente fueron de 35, alcanzan actualmente a 130. Y en la terminación de la ampliación actual, su número se elevará a 260, iluminando las calles desde los ex cuarteles hasta el barrio Buenos Aires y la Escuela N° 8, reforzándose también la iluminación en las partes céntricas del pueblo.

Obras Sanitarias de la Nación también tiene proyectado un hermoso edificio propio, para el cual cuenta ya con la partida pertinente, el material y una parte construida.

La Oficina Local de Obras Sanitarias de la Nación contó hasta la fecha con los siguientes jefes:

1930-1932, Jefe de Construcción y del Distrito, Ingeniero Edmundo R. Gellón.

1932-1903, Titular, Ingeniero Luis A. Mammoni.

1933-1937, Titular, Ingeniero Félix Carli.

1937-1938, Titular, Aníbal C. Murga.

1938-1939, Titular, Ingeniero Luis A. Pilatti.

1939-1943, Titular, Ingeniero Julio Podestá.

1943-1943, Titular, Ingeniero Juan Carlos Sanguinetti.

1943-1943, Interino, Ingeniero Mario Pizzini.

1943-1943, Titular, Ingeniero Jaime Rovírosa.

1946-1949, Interino, Antonio F. E. Brun.

1949-1949, Titular, Ingeniero Irineo N. D’ Expósito.

Compartir.

Dejar un comentario