sábado, 20 de julio de 2024

El ministro de Salud, Sergio Wisky, se encuentra recorriendo los hospitales y centros de salud provinciales para determinar cómo está funcionando el sistema y cuáles son las prioridades a atender.

“Necesitamos entre 40 y 50 médicos generalistas para armar un buen equipo y tener solidez de asistencia”, advirtió  Wisky. Y detalló: “Médicos faltan en toda la ruralidad, ese es un gran problema que tenemos. Estamos armando un plan para hacer una convocatoria amplia, y ver si podemos armar un grupo de generalistas que pueden estar itinerantes también, para ir a cubrir los lugares porque hoy no tenemos médicos”.

La falta de profesionales de la salud en nuestra provincia no es nuevo, el problema del último tiempo fue la metodología que se utilizó para convocar médicos que se instalen en Chubut a cubrir las vacantes: el gobierno de Mariano Arcioni, por ejemplo, lo hizo publicitando las ofertas laborales en los dos diarios más importantes del valle. Un médico desempleado de Chaco, Salta o Tucumán debía conseguir la edición impresa de estos periódicos, que por supuesto no llegan a esas provincias, para enterarse de la convocatoria. Un verdadero despropósito.

Arcioni y su equipo de comunicación, encabezado por la hoy diputada Vanesa Abril, destinaron, solo este año, $36.189.967 en publicidades de convocatorias a profesionales de la salud a nivel nacional en los dos diarios del valle inferior del Chubut. Una verdadera fortuna para una campaña que se sabía de antemano no iba a dar buenos resultados.

Una alternativa más efectiva y económica hubiera sido realizar un trabajo serio con los distintos colegios médicos de todo el país, informando debidamente a través de los Ministerios de Salud Pública provinciales o a través de las redes sociales, que llegan rápidamente a todo el país con un costó ínfimo.

Claramente las publicaciones realizadas durante todo este año por el gobierno de Arcioni apuntaron a justificar el dinero que los medios recibieron por el acuerdo publicitario que mantenían con el Estado y no a conseguir las vacantes del sistema de salud provincial.

Las lamentables consecuencias están a la vista y las detalló Wisky: la provincia necesita hoy entre 40 y 50 médicos generalistas para cubrir las necesidad básicas de salud en toda la provincia.

Compartir.

Dejar un comentario