sábado, 20 de julio de 2024

De las seis municipalidades del Valle Inferior del Rio Chubut, tres son comandadas por intendentes de la Unión Cívica Radical: Trelew, Rawson y Gaiman. Creemos oportuno, más allá de las tapas de medios pagos y publicidades engañosas, repasar la realidad y los resultados de estas administraciones, las tres conducidas por hombres del partido centenario con diferentes visiones y resultados.

GESTIÓN MERINO

Merino, que llegó a la intendencia ganando primero una interna contra un fuerte candidato como era Federico Massoni, dando batalla tanto a los medios ensobrados que respondían al gobierno provincial, al decidido apoyo de la Unión Cívica Radical local, con Damián Biss a la cabeza como máxima autoridad, y a la conducción nacional con la presencia del Presidente Gerardo Morales y Martín Lousteau, con actos financiados desde Rawson a través de la cooperativa y de la municipalidad.

Superada la interna logró un triunfo arrollador en las elecciones generales.

Recibió realmente un campo minado. Un desorden nunca visto en la ciudad de Trelew, deudas de todo tipo, falta de equipamiento, calles destruidas y una inseguridad creciente.

¿Qué hizo Merino? Simplemente puso orden! Achicó la planta política, bajo contratos, eliminó gastos superfluos y en poco tiempo la municipalidad recuperó calma y la prolijidad necesaria para su normal funcionamiento. De unas cuentas incendiadas pasó, en seis meses, a tener algunos buenos ahorros. Al mismo tiempo tuvo que hacer frente a deudas muy importantes, a las que, ya tiene prácticamente solucionadas como el caso ASHIRA que reclamaba una deuda de MIL MILLONES DE PESOS, la cual está haciendo frente en cuotas y con los pagos al día. Otro reclamo que tuvo es el de la empresa “El 22”, cuya deuda ascendía a 2.000 millones de pesos y que terminó acordando por 750 millones de pesos en 3 cuotas de los que ya pagó, con fondos propios, la primera de ellas.

Además, fue recuperando equipamiento y lanzó un importante plan de pequeñas obras públicas y de presencia en los barrios.

Todo esto sin recurrir al gobernador para que le pague los sueldos.

Por otra parte Trelew trabaja no solamente en la ampliación de su ejido sino que está preparando su gran centro logístico que, acompañado por la idea del gobernador Ignacio Torres de una “Zona Franca”, permitirá una vuelta a la ciudad industrial y comercial que alguna vez fue la Ciudad de Luis.

Esto lo ha convertido por mérito propio en el hombre fuerte del radicalismo valletano y en el aliado más importante del Gobernador.

GESTION DARIO JAMES

El tercer intendente radical valletano es el gaimense Darío James. El “galenso” James es un caso muy especial. Recibió una municipalidad que debía dos meses de sueldo, sin maquinarias, con déficit y con destino incierto. ¿Qué hizo el correligionario James? simplemente poner orden!

Achicó los gastos, controló los relojes de entrada de personal y en poco tiempo bajó más de trescientos contratos y planes, como resultado en escasos meses comenzó el superávit. Compró con fondos propios maquinarias y empezó un importante plan de pequeñas obras.

James además tiene una contabilidad propia que lleva en una libreta que merece ser conocida.

Libreta contable del intendente James

LA GESTIÓN BISS

El intendente Damián Biss rápidamente estableció una férrea alianza política con Mariano Arcioni que le permitió recibir, -entre ayuda directa de su amigo Gobernador, leyes que lo favorecieron, venta indiscriminada de terrenos, dinero recaudado a vecinos que pagaron asfalto, programas como el lotear-, varios millones de dólares de ayuda extraordinaria. Durante 4 años pasó tiempo remarcando la “desesperante situación heredada” y, por supuesto, comunicando diversas obras, planes, anuncios revolucionarios transformadores, parque industrial, defensa de la ecología, defensas costeras, terminales de ómnibus, revolución del olivo y tantas otras cosas. Mientras el gobierno provincial le pagaba los sueldos y entraban fondos en forma nunca vista desde la gestión de Adrián López.

A más de cuatro años del inicio de la gestión Biss nos encontramos con que no puede pagar los sueldos, no ha comprado un solo camión ni equipo vial, no cumple con los vecinos que pagaron su emblemático programa ”Lotear”, ni con otros que pagaron pavimento hace años y siguen esperando. Firmó un convenio con el expresidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Alejandro Yaniez, que presentaron como un gran logro y un canto a la convivencia, y en realidad, este convenio le costó a la Cooperativa SEISCIENTOS OCHENTA MILLONES DE PESOS en honorarios para su asesor legal, Mateo Rossio, y otros DOSCIENTOS MILLONES DE PESOS debe pagar la municipalidad por el mismo concepto.

La gestión Biss, no se presentó (o llegó tarde) al juicio iniciado por la Unión de Rugby. No pagó, cuando tuvo muchas oportunidades, una deuda por la obra más importante de los últimos 20 años: el “Puente del Elsa”, y según los últimos informes no terminó de pagar la obra de la plaza (único logro a la vista). Mientras tanto llenó el municipio de cargos políticos y contrató a parientes y amigos políticos la gestión.

Al no adquirir equipos de recolección (los últimos se compraron en la primera gestión Artero) debió alquilar equipos a la empresa de Trelew ASHIRA y según datos de la propia Secretaría de Hacienda hace meses que no pagan, la deuda ya supera holgadamente los cien millones.

Mientras tanto se abrieron canteras clandestinas desde donde se sacaban áridos con el conocimiento de los funcionarios y se ofrecían en forma particular a “precios convenientes”.

Esta es una realidad evidente en la Capital de la Provincia y fácil de constatar.

Compartir.

Los comentarios están cerrados