Aniversario del fallecimiento de San Martín: El féretro inclinado

Noticias - Sociedad |


El origen surge en 1947 tras la publicación de la revista San Martin Nº16, donde el entonces presidente del I.N.S. Cnel. Bartolomé Descalzo dice: “Como la cámara mortuoria resultó más corta que el ataúd. Este se colocó inclinado”.
Se basa en la narración que recibió del último sobreviviente que presenció el acto. Es el Sr. Juan Manuel Terrero. (Sobrino de Manuelita Rosas) y que fue uno de los Maestros de Ceremonias en los actos del 28 de mayo de 1880. Acompaña el dibujo ampliamente difundido en los medios. Con el ataúd muy inclinado.
Descalzo pide informes al Director de la Comisión Nacional de Museos Cnel. Aníbal F. Imbert. Este le solicita lo mismo al Cardenal Santiago Copello Arzobispo de Bs.As. , para conocer la orientación del referido féretro. La respuesta es que de acuerdo a un “testigo presencial”, la cabecera se encuentra hacia el altar mayor, de norte a sur, lo que termina con la idea de que está “cabeza abajo”. Y que excediendo el ataúd las medidas de la cavidad se lo colocó con una inclinación de aproximadamente 15º. Ese testigo presencial se presume fue Juan Manuel Terrero.
Secuencia cronológica. El 29 de mayo de 1880, ingresa el ataúd a la Catedral de Bs.As., queda en depósito y bajo su responsabilidad en la cripta. En el ARA Villarino, viene también parte del mausoleo desarmado enviado por el escultor Albert Carrier – Belleuse. En junio de 1880, estalla la revolución por la federalización de Buenos Aires, más de 3.000 muertos, las obras quedan paralizadas. El 27 de agosto se levanta el acta de colocación del féretro estando presentes el Dean Patricio Dillon por la iglesia y el Vice – Presidente de la República Mariano Acosta. En dicha acta no se menciona nada referente a la forma en que se colocó el mismo. El 28 de agosto de 1880 se coloca el cuerpo en el mausoleo. El 7 de septiembre de 1880 llegan los últimos mármoles de Francia. El 8 de octubre se da el final de obra y se abre al público sin ceremonia de inauguración.
No coincide el croquis con un ángulo aproximado a 30º (Terrero) y la dada por el Arzobispado de 15º.(Según ese testigo presencial no identificado, que podría ser el mismo Terrero)
¿Error de cálculo? Todo puede ser. Error 1: Lo llamativo es que el escultor francés Carrier-Belleuse amigo y elegido por Mariano Balcarce, contaba con el féretro en Brouny, el cual le indicaría las medidas. Error 2: Una vez en Buenos Aires, los constructores del templete y responsables del armado del mausoleo, tenían el ataúd en la cripta, para evaluar el tamaño antes de la finalización. Un encadenamiento de sucesos desgraciados, sin duda. (¿…?)
Versión Masónica vs. Versión Terrero.
Versión Masónica: Alcibiades Lappas es el que instala esta idea en su libro “La Masonería a través de sus hombre”(1966) que está inclinado 33º y cabeza abajo por ser masón. Y de que está fuera de la iglesia. Sin aportar fuentes.
En caso de tomar por cierta esta teoría, sería aceptar, en forma secreta, por parte del clero la membresía a la masonería del libertador. Cosa que rechaza históricamente.
Versión Terrero / Copello: La cabecera se encuentra hacia el altar mayor, de norte a sur. Y que excediendo el ataúd las medidas de la cavidad se lo colocó con una inclinación de aproximadamente 15º (1947-1948) I.N.S. Cnel. Descalzo.
El Templete se construyó derribando una pared lateral que es parte de un pasillo lindero y que corresponde al Arzobispado. En 1878 en el centenario del nacimiento del Libertador se realizó la ceremonia de Bendición de la Capilla Ntra. Sra. De la Paz y se colocó la piedra fundamental de las obras a iniciarse por parte del Arzobispo León Federico Aneiros con la presencia del Presidente de la República Nicolás Avellaneda, el Vice-Presidente Mariano Acosta y otras autoridades. Si uno va más atrás en el tiempo fue un cementerio lateral a la iglesia, por lo tanto terreno consagrado..
Autoridades de competencia: Primero los restos del Gral. San Martin estuvieron bajo la autoridad de la Comisión Central de Repatriación en cabeza de José Prudencio Guerrico. Segundo se traspasó a la Municipalidad de la Ciudad de Bs.As., quien se hace cargo del mantenimiento y la guarda. Tercero, el arzobispado en una reunión de 15 minutos autoriza la construcción de la capilla para contener el mausoleo. Según actas existentes en los archivos. No hubo largos debates como cuenta la tradición oral.
Al estilo de los grandes hombres de las capitales de Europa y tomando la idea de Guerrico, quien propuso colocarlo en la catedral. La iglesia fue custodio del féretro desde su entrada en la misma el 29 de mayo de 1880 hasta el 28 de agosto de 1880 cuando quedó instalado en su lugar definitivo dentro del mausoleo.
La polémica seguirá en función de lo que uno desee creer. Hoy con un escaneo se develaría la verdad.
Reseña inspirada en el trabajo de investigación de Roberto Colimodio Galloso y Martin Martin Francisco Blanco Blanco , que han estudiado los archivos, documentos, actas, publicaciones de la época, boletines oficiales y que se encuentran disponibles para quien le interese más detalles en su libro “Repatriación de los Restos del Gral. San Martin».

Por Miguel Ángel Martínez



Últimas Noticias