Artero presentó modificaciones al proyecto de Ley de Pesca estableciendo que los permisos sean otorgados a través de licitaciones públicas

Política |


 

En busca de trasparentar el sistema a través del cual la Provincia otorga los permisos de pesca, la diputada Rossana Artero presentó este miércoles modificaciones al proyecto de la nueva Ley de Pesca, en donde establece que los nuevos permisos deberán ser licitados.

El artículo 34 del proyecto de Ley incorpora seis nuevos permisos (3 para los fresqueros amarillos y 3 para los artesanales) y señala que los serán otorgados por la Autoridad de Aplicación, que es la Secretaría de Pesca, quien además impondrá los requisitos y condiciones para ser entregados.

Por su parte, Artero, en la modificación presentada, establece que los nuevos permisos serán otorgados por la secretaría de Pesca pero mediante Licitación Pública de la que podrán participar “plantas pesqueras radicadas dentro de la Provincia de Chubut, con más de diez (10) años de funcionamiento continuo en la actividad, que no tuvieren permiso de pesca de ningún tipo ni categoría, debiendo acreditar, no poseer deudas impositivas de cualquier tipo ni laborales”.

La diputada propone un precio base de 2.4 millones de dólares para los permisos de los buques fresqueros y la planta pesquera que gane la licitación deberá incorporar a 40 personas. Para la flota amarilla el valor de base de la licitación será de 800.000 dólares y la planta que se haga poseedora del permiso estará obligada a tomar nuevas 10 personas.

“Tenemos una oportunidad única para ordenar la industria de la pesca, con una ley moderna que se acomoda a la nueva realidad de este sector tan importante para la provincia, y también tenemos una oportunidad histórica para trasparentar en sistema de otorgamientos de permisos que hasta hoy es confuso y enredado pero que siempre beneficia a los mismos”, explicó Artero.

“Lo que propongo es algo muy simple y trasparente, se hace una licitación pública con un precio de base y el que más ofrece se lo lleva. Además, para garantizar que no se beneficien siempre los mismos, establecemos que las plantas que participen de la compulsa no pueden tener otros permisos y además la que gane estará obligada a incorporar nuevos trabajadores”, destacó.

La diputada resaltó también que “con todo el dinero que le ingresará a la provincia por la venta de los permisos, se podrán hacer obras de mejoras en los puertos y de remediación ambiental, estás últimas sumamente importantes y necesarias para que nuestras costas no terminen desbordadas de residuos de la pesca”.



Últimas Noticias