jueves, 29 de febrero de 2024

Ya se aplicó en Mendoza este año. La reforma del sistema de votación forma parte del temario de extraordinarias. La iniciativa cuenta con aprobación de Diputados desde junio. Villarruel trabaja para repetir la mayoría de 39 senadores que debutó en la sesión preparatoria.

La vicepresidenta Victoria Villarruel durante la sesión preparatoria del Senado

En el marco de las iniciativas para reducir el gasto público, el presidente Javier Milei incluyó en el temario de las sesiones extraordinarias el proyecto para implementar el sistema de boleta única de papel a partir de las próximas elecciones, una iniciativa que lleva seis meses trabada en el Senado y ahora podría transformarse en ley.

La reforma electoral forma parte de la hoja de ruta de las extraordinarias, que comenzarán este martes y se extenderán hasta el 31 de enero. La ventaja es que el proyecto ya cuenta con aprobación de la Cámara de Diputados desde el 8 de junio, por lo que solo resta el visto bueno del Senado. Allí tiene giro a dos comisiones: Asuntos Constitucionales, y Justicia y Asuntos Penales.

La boleta única fue uno de los proyectos que Milei y Victoria Villarruel acompañaron como diputados. La media sanción, que recibió 132 votos positivos, fue fruto de un acuerdo opositor que unió a La Libertad Avanza con el entonces interbloque Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, Juntos Somos Río Negro, Avanza Libertad y los ahora gobernadores de Neuquén y Santa Cruz, Rolando Figueroa y Claudio Vidal.

El Frente de Todos (ahora Unión por la Patria) y sus aliados del Frente de la Concordia Misionero aportaron 104 votos en contra, en defensa de la continuidad del modelo actual de boleta partidaria. Además, hubo cuatro abstenciones del Frente de Izquierda.

En la Cámara alta, la vicepresidenta Victoria Villarruel tiene aceitadas las relaciones con la oposición no kirchnerista. Ese vínculo quedó sellado en la sesión preparatoria del 13 de diciembre, donde un conglomerado de 39 senadores integrado por La Libertad Avanza, Juntos por el Cambio y bloques federales logró designar a las autoridades del Senado.

Por la oficina de Villarruel, en el primer piso de la Cámara alta, suelen desfilar senadores de distintos espacios, en reuniones privadas de las que también suele participar el diputado libertario Guillermo Montenegro.

La vicepresidenta parece dispuesta a no dejar ningún resquicio abierto. Sin ir más lejos, la semana pasada recibió al gobernador de Santa Cruz, Vidal, un aliado clave para el quórum. La reunión sucedió después de que los senadores santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano montaran un despacho improvisado en un pasillo a modo de queja por la falta de asignación de oficinas.

En ese marco es que el oficialismo buscará los acuerdos para repetir la mayoría de 39 votos y sancionar la ley de boleta única, que necesita como mínimo 37 votos favorables por tratarse de una reforma electoral.

Argentina es uno de los pocos países del mundo que no tienen incorporado este modelo, aunque ya rige en formato papel en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Mendoza, y en Salta y la Ciudad de Buenos Aires en formato electrónico.

La reciente experiencia mendocina, que desde el gobierno local calificaron como exitosa, llegó en los últimos días a manos de Villarruel de parte de la senadora radical Mariana Juri y de Víctor Ibáñez, quien impulsó el cambio como ministro de Gobierno provincial y ahora asesora al bloque de senadores de la UCR.

De todos modos, el formato que aprobó Diputados es el que aplica Córdoba, con todas las categorías electivas incluidas en una sola papeleta, dividida en filas y columnas. El proyecto establece que la boleta contendrá fotos de los candidatos a presidente y vice; de los dos senadores nacionales titulares; y de los dos primeros diputados nacionales.

La boleta única que utiliza la provincia de Córdoba

En la categoría diputados, se incluirán los cinco primeros nombres de la nómina. Así se garantiza que 20 de los 24 distritos (es decir, los que eligen cinco diputados o menos) luzcan la oferta completa. Igualmente, se plantea la colocación de afiches con los listados completos en cada cabina de votación.

El proyecto también incluye la opción de voto por lista completa, que se ubicará al lado de la identificación de la agrupación política. Y si hay un partido que no participa en alguna de las categorías (aquellos que van con “lista corta”), en el espacio correspondiente se incluirá la inscripción “No presenta candidato”.

El lugar que ocupará cada partido o frente político en la boleta se definirá por sorteo. Para el voto en blanco no habrá un casillero específico: en ese caso, el elector deberá dejar en blanco los casilleros de la o las categorías que desee.

En caso de simultaneidad (es decir, cuando las elecciones nacionales y las locales se realizan el mismo día), se presentará una boleta única a nivel nacional y otra a nivel local.

Compartir.

Dejar un comentario