sábado, 22 de junio de 2024

En una medida muy polémica, el Concejo Deliberante de El Hoyo aprobó el pedido del intendente Pol Huisman para solicitar un adelanto financiero al Banco del Chubut para hacer frente al pago de los haberes y del medio aguinaldo de los trabajadores municipales.

Para el concejal César Salamín la medida se tomó “por la mala administración de los recursos el Ejecutivo, este tipo de adelanto financiero que son una herramienta que brinda el Banco del Chubut, pero es una herramienta de doble filo porque si tenés una situación económica en un mes y no acomodas tus cuentas, al mes siguiente continuarás con el mismo problema económico. Huisman es uno de los peores administradores de la comarca”, remarcó.

“Solamente la planta permanente se lleva aproximadamente $12.800.000 de sueldos, más la planta política que cuesta unos $4.000.000  y a eso hay que sumarle otros $14.000.000 en contrataciones de servicio, lo que da un total de $30.000.000 mensuales. El municipio tiene ingresos mensuales de aproximadamente $25.000.000 por lo que hay un déficit de unos $5.000.000 y eso es lo que te lleva a no poder cubrir los sueldos en tiempo y forma. Súmale a eso que tenés el medio aguinaldo que son casi $7.000,000, entonces se suma mucho dinero”, detalló.

Asimismo, aseguró que no es la primera vez que la municipalidad recurre a este anticipo financiero “ya se había solicitado en tres oportunidades durante el año pasado, en un primer momento la mayoría del Concejo nos opusimos porque entendemos que no es la salida para acomodar la situación, y después a finales de año se volvió a solicitar y se autorizó para pagar el aguinaldo de diciembre”.

“Esta vez se pidió para que se deje abierto sin fecha hasta diciembre, lo que pasa es que ahora tenemos un proceso electoral que está en marcha y también tenemos que ser responsables, porque yo no voy a ser responsable de generar un agujero negro en el municipio”, afirmó el concejal, quien también es candidato a la intendencia.

Limpiar los escombros del gimnasio

A dos meses de las elecciones el gobernador Mariano Arcioni envió $14.459.924 para llevar adelante la obra de “demolición, retiro de material de la estructura colapsada y limpieza del terreno” del gimnasio municipal.

“El gimnasio municipal se derrumbó el día 22 de julio del año pasado a raíz de las fuertes nevadas, hasta ahora había promesas desde provincia en ayudar económicamente al municipio, hasta el momento eso no había sucedido pero ahora hay una publicación en el Boletín Oficial de la provincia que informa que destinarán $14.000.000 para este fin”, contó César Salamín, algo sorprendido por el desembolso de dinero en el inicio de la campaña electoral.

Compartir.

Dejar un comentario