Francesc Orella, el protagonista de «Merlí» que sorprende en «Santa Evita», habló de la posibilidad de instalarse en Argentina

Noticias - Sociedad |


En un mano a mano exclusivo con GENTE en la previa del estreno mundial de «Santa Evita», el artista español -que se pone en la piel de Pedro Ara, el científico que se encargó de embalsamar el cadáver de Eva Perón- se sinceró sobre lo que significó hacer este papel y remarcó que fue uno de los personajes más peculiares que le tocó interpretar.
Se puede decir que cada uno de los personajes que forman parte de la intrigante la serie que se estrena este martes 26 de julio en Star+, es clave en la historia. Y uno de ellos es el Dr. Pedro Ara -el científico que se encargó de embalsamar el cadáver de Eva Perón- que está interpretado por Francesc Orella, el actor español que saltó a la fama mundial gracias a su papel protagónico en “Merlí”.

La anatomía es su pasión. A lo largo del periplo, él es el encargado de examinar y mantener la conservación del cuerpo durante tres años en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) y el que luchó, sin éxito, para preservarlo ante el acecho de los militares que desaparecieron el cuerpo porque consideraban que era un arma que se podía volver en contra del régimen.

“Para mi fue un descubrimiento”, confiesa en diálogo exclusivo con GENTE a la hora de definir que gracias a este trabajo conoció aún más los detalles de la historia argentina. Pero también le sirvó para mostrarse en un rol distinto, lejos de los personajes clásicos que siempre supo interpretar. El elenco lo completan Natalia Oreiro, Darío Grandinetti, Ernesto Alterio y Diego Velázquez.

-¿Cómo te adentraste de lleno en este personaje que fue parte de la historia de Argentina?
-Lo primero que tienes que haces es documentarte al máximo y tener toda la información posible de la persona que vas a interpretar. Yo saqué todo el material del propio libro que sacó Pedro Ara sobre el caso de Eva Perón, más allá de los documentales que pude ver. Me dio la información de cómo era ese hombre, el desafío profesional que significó el embalsamamiento… trabajé el personaje desde el científico perfeccionista que estaba obsesionado con hacer una obra maestra. Fue tratar de ver qué le pasaba por dentro con ese trabajo tan especial, metiéndose en la historia del pueblo argentino.

-Un Pedro Ara al que la propia coyuntura del país lo superó, ¿no?
-Él, como científico, tenía la obsesión de hacer un trabajo perfecto. Pero luego, se encontró que los acontecimientos políticos desbordaron la situación. Además de un embalsamador tuvo que ser el custodio y guardián del cuerpo de Eva que estaba amenazado de secuestro y profanación, como luego ocurrió. Se encontró metido en la historia de Argentina y se enfrentó a los militares que subieron al poder. Yo no conocía a Pedro Ara, fue una novedad descubrirlo.
-Si bien no lo conocías, me imagino que cuando te llegó la propuesta rápidamente sabías de qué se trataba el proyecto, ¿no?
-Claro. La historia del peronismo y de los años cincuenta y sesenta de Argentina la seguíamos. A nivel personal, en lo que respecta a la evolución de Argentina y países latinoamericanos, empecé a descubrirla cuando tenía 18 años y en España había muerto Franco. Mi interés por la política emergió en ese momento, empezando a conocer más sobre la historia de los argentinos y la vinculación de Perón y Eva con Franco.

-Teniendo en cuenta que se está representando uno de los momentos más icónicos de la historia argentina, ¿Cómo fue hacer esas escenas con Natalia Oreiro?
-No nos conocíamos, pero fue un encanto. Son escenas comprometidas porque no es fácil hacer ese tipo de secuencias tan técnicas, médicamente hablando. Pero te confieso que no todo el tiempo era Natalia, había una doble.
Francesc Orella habló de la posibilidad de vivir en Argentina
-Ya sos conocido mundialmente, pero esto te acerca un poco más a nosotros, ¿te imaginás instalándote en Argentina?
-Buenos Aires para los actores es un foco de conocimiento y sabiduría para lo que significa la profesión de actor. El teatro de allí es un modelo para nosotros: ojalá nuestras ciudades tuvieran la cantidad de espacios escénicos que hay allí. Para mi sería un lujo trabajar allí, pero no se me ha dado. Espero tener la oportunidad. No hago expectativas nunca, pero esta profesión te lleva donde te lleva. Siempre he trabajado en España y he rodado en Francia y en Italia. Por el momento no me planteo trabajar fuera, pero estoy abierto. Lo que ocurre es que uno va sumando años de vida…



Últimas Noticias