La CAFACh ofreció actualizar salarios en base a la inflación

Noticias - Regional |


La Cámara de la Flota Amarilla de Chubut negocia con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos la actualización de la paritaria del sector, en la previa al inicio de la temporada de langostino en aguas de jurisdicción provincial.

El ofrecimiento realizado por los propietarios y armadores de buques es sobre los índices inflacionarios informados por el INDEC, mientras que el gremio de los marineros solicitó una suba salarial por encima de ese parámetro.

El próximo viernes habrá un nuevo encuentro de partes para continuar avanzando, pero en rigor habría una diferencia de casi 20 por ciento, entre lo planteado por las empresas y la representación sindical. Este estancamiento en las tratativas demora la convocatoria a una prospección, porque se busca sellar primero un acuerdo salarial, antes de avanzar con el relevamiento que determine el inicio de la zafra.

“La inflación anual entre octubre 2021 y octubre 2022, cuando vence la paritaria, nos da un 62 por ciento, y es lo que la cámara viene siempre proponiendo honrar y cumplir para que los salarios no se retrasen”, explicó el presidente de CAFACh, Gustavo González, al detallar el ofrecimiento realizado por la flota amarilla.

En tanto, desde el sindicato que representa los intereses de los marineros plantearon un incremento del orden del 85 por ciento, respecto a la anterior paritaria.

“Pretenden ganarle un 20 por ciento por arriba de la inflación, mientras tenemos la complicación que la devaluación fue apenas de un 20 por ciento, en este lapso”, precisó González, dando cuenta que las posiciones están alejadas por el momento.

“Hemos dado gestos desde el sector empresarial de reconocer que no podemos dar menos que la inflación, pero el número que plantean está por encima de las posibilidades que podemos otorgar”, sostuvo el titular de la cámara.

La negociación proseguirá el viernes 21 de octubre, y parece poco probable que en esa audiencia se llegue a un acuerdo, por lo que se dilata la posibilidad de hacer un pedido de prospección para evaluar el estado del recurso, y en función de ello definir la fecha de apertura de la pesquería dentro de las 12 millas.

A este ritmo, la temporada de Rawson no va a arrancar antes de la segunda quincena de noviembre, y la experiencia indica que los días de pesca perdidos no se recuperan al final de la zafra. Lo ocurrido en años anteriores cuando las negociaciones se estiran en el tiempo, es que el aumento logrado no termina de compensar todas las mareas perdidas.

Fuente: revista Puerto



Últimas Noticias