jueves, 29 de febrero de 2024

Mientras el contado con liquidación estuvo a punto de emparejar al dólar tarjeta, la falta de pesos en la plaza le puso un techo al blue.

Las alarmas sonaron en la City cuando el contado con liquidación pasó la barrera de los $ 1300, al llegar hasta $ 1320, prácticamente el mismo nivel que los $ 1342 del dólar tarjeta. Esa brecha nunca estuvo tan finita desde que se implantó el nuevo valor del dólar tarjeta, una brecha que ahora llegó a estar casi imperceptible.

Eso fue lo que hizo subir al blue de $ 1225 a $ 1240, con un spread muy ancho, de $ 20 entre los $ 1220 de compra y los $ 1240 de venta entre los grandes corredores de cambio del circuito informal.

Dólar blue se desinfla
Cuando el mercado paralelo ya había cerrado, el CCL empezó a desinflarse, para culminar en $ 1282, lo que provocará este viernes cierto alivio en el segmento paralelo.

Aparte, la suba del blue fue sin volumen, ya que no se operó prácticamente nada, y los cueveros de la City protestaban porque nadie podía conseguir pesos. “La plaza está seca”, era el comentario unánime que más se escuchó entre los brokers.

“No hay pesos en todo Buenos Aires, me estoy volviendo loco por conseguir pesos, hasta tuve que salir por mercado un par de veces”, se quejó un mesadinerista.

“No hay pesos en todo Buenos Aires, me estoy volviendo loco por conseguir pesos, hasta tuve que salir por mercado un par de veces”, se quejó un mesadinerista.

Salir por mercado
La expresión de ‘salir por mercado’ quiere decir tener que comprarle al corredor, donde obviamente hay una comisión de por medio, por lo que la ganancia es menor.

“Secaron la plaza de pesos, así que el billete se va a caer. Igual va a estar pedido, puede llegar a inflarse, pero luego puede llegar a caer por la inercia de que no hay pesos en toda la plaza”, coinciden los financistas del mercado informal.

Falta de pesos
“Si bien subió, fue sin volumen, ya que no se operó nada. Todos los colegas quejándose de lo mismo, de la falta de pesos. Yo pude conseguir algo de dueños de videojuegos de la Costa que querían dolarizarse, pero como la temporada es pésima, todos los comercios de la Costa vienen mal”.

“Entonces necesitan pesos para pagar las cuentas. Además, le pagan mucho por transferencia y con débito, entonces no tienen cash líquido”, revelan en el ambiente cuevero.

Mala temporada
A criterio de lo que estiman en las mesas, se verá una tranquilidad en el blue como termómetro de lo que sucede hoy, con lo que pasa en la temporada de verano en la costa Atlántica, donde locales de gastronomía como bares y restaurantes, o de entretenimientos como videojuegos y cines, que en enero pasado tenían 85% de público, hoy no llegan ni siquiera a la mitad.

“Ese es un indicador que se van a necesitar pesos, porque tienen muchos empleados a quienes deben pagarles el sueldo”, vaticinan en el submundo del sector financiero.

Fuente: El Cronista

Compartir.

Dejar un comentario