miércoles, 29 de mayo de 2024

María Eva Duarte llegó a Buenos Aires en enero de 1935, tenía tan sólo 15 años. Los sofocantes meses de enero y febrero del verano porteño no trajeron ninguna novedad. Meses duros, difíciles. Hasta que un día, en el mes de marzo, una de las cartas de presentación de don Agustín Magaldi, el cantante, le abrió una puerta.

Estaba en formación la Compañía Argentina de Comedias encabezada por el actor José Franco y dirigida por Joaquín de Vedia, y se ensayaba una obra de Ernesto Marsili titulada ” La señora de Pérez “. Evita trabajó en ella, representando a una simple mucamita y su único parlamento era ” la mesa está servida “. La pieza fue estrenada el 28 de marzo de 1935 en el Teatro Comedia, ubicado en Carlos Pellegrini 248. Sus compañeros de trabajo fueron Eva Franco, Pascual Pelliciotta, Irma Córdoba, Felisa Mary y Enrique Serrano. El nombre de Evita Duarte no figuraba en el programa. Los diarios Crítica y La Razón, del día siguiente, elogiaron la obra.

Su segundo y también pequeño papel fue en la obra ” Cada casa es un mundo ” de Goycoechea y Cordone. La obra se estrenó en el Teatro Comedia el 19 de junio de 1935. Eva trabajó junto a Pascual Pelliciota y Angel Magaña. El tercer trabajo que Eva consiguió fue más significativo: interpretó dos roles, la señorita Julia y Madame Basano. La obra se llamó ” Madame Sans Gêne “, comedia de Moreau y Sardou, y se estrenó el 26 de noviembre de 1935 en el Teatro Cómico. Evita tenía 16 años y su papel de persona importante le sentó muy bien.

Su cuarto trabajo fue en la obra ” La dama, el caballero y el ladrón “, de Federico Mateos Vidal. Se estrenó el 2 de enero de 1936 en el Teatro Cómico. Evita interpretaba a una dactilógrafa. Cuando bajó de cartel ” La dama, el caballero y el ladrón “, Evita quedó sin trabajo.

María Eva Duarte reinició el peregrinaje para conseguir algo en alguna obra. En marzo de 1936 fue convocada nuevamente por José Franco para integrar la compañía en la que él, junto con Pepita Muñoz, programaban una gira por el interior del país. Se presentaron en el Teatro Odeón de Rosario con la obras ” Miente y serás feliz “, de Perini y Malfatti; ” Doña María del Buen Ayre “, sátira de Bayón Herrera; ” Así las estoy pagando ” de Insausti y Ballesteros; ” Mis cinco papás ” de Malfatti y De Las Landeras; y ” Mamá Clara ” de Federico Mertens. En todas estas obras tuvo Evita algunos papeles y empezó a figurar en el reparto con el nombre de artístico de Evita Guerrero.

En los primeros días de junio la compañía presentó la obra principal que se incluía en la gira: ” El beso mortal ” de Louis Le Gouradiec. La pieza teatral marcaba el peligro que acechaba a los jóvenes de contraer enfermedades venéreas. Evita hacía de enfermera.Trabajaban con ella, Pepita Muñoz, Teresa Senén, José Franco, Enrique Borrás, Fina Bustamante, Oscar Soldati y Jacinto Aicardi. El diario La Capital de Rosario elogió el mensaje social de la obra y también las actuaciones. Fue un éxito.

En la provincia de Mendoza estrenaron ” Baturros y más baturros ” de Malfatti y De Las Landeras; ” Llovido del cielo ” de Goycoechea y Cordone, y ” Delirio de grandeza ” de José Antonio Saldías. Era agosto de 1936. En la provincia de Córdoba debutaron el 6 de setiembre, pero fue un fracaso. Volvieron a Rosario y reeditaron ” El beso mortal “, con gran éxito. En octubre de 1936, Evita Duarte dejó la compañía de José Franco, problemas de celos de la actriz Eva Franco, esposa de José Franco, y regresó a Buenos Aires. Evita pasó difíciles momentos económicos por la falta de trabajo, hasta que un día consiguió entrar en la Compañía de Pablo Suero.

El día 9 de diciembre de 1936 se estrenó en el Teatro Corrientes la obra ” Las inocentes “, de Lilian Hellman. Evita hacía el papel de Catalina. El éxito de la obra permitió que la compañía pasara a Montevideo, la capital uruguaya, en enero de 1937. Evita tomó el nombre artístico de Eva Durante.

De regreso a Buenos Aires, ingresó a la Compañía de Armando Discépolo. El 5 de marzo de 1937 se estrenó la obra ” La Nueva Colonia ” de Luigi Pirandello, en el Teatro Politeama, Corrientes 1478. Trabajaban en ella, Rosa Catá, Eduardo Cuitiño, Anita Jordán, Juan Vehil, Bernardo Perrone, Juana Sujo y Evita Duarte. A pesar de las buenas críticas, fue un fracaso, sólo estuvo en cartel dos semanas. Evita sufrió otro período de penurias económicas. Recién en junio de 1937, obtuvo un pequeño contrato para intervenir en la película ” Segundos afuera “, dirigida por Chas de Cruz y Alberto Etchebehere. Los roles principales eran desempeñados por Amanda Varela, Pedro Quartucci y Pablo Palitos. La película se estrenó en el cine Monumental el día 4 de agosto de 1937.

” Segundos afuera ” que fue producida por Argentina Sono Film pasó por los cines sin pena ni gloria. En agosto de 1937, Eva Duarte incursionó por primera vez en el radioteatro. Trabajó en L R 3 Radio Belgrano, integrando el conjunto Remembranzas, en la obra ” Oro Blanco “, una pieza escrita por Manuel Ferradás Campos, sobre un poema gauchesco de Luis Solá, y que auspició la revista Antena. Sus compañeros fueron Chola Giusti, Juan Fassi y Alberto Plaussy. Eva Duarte personificó a Esther. La obra duró 2 meses y Eva cobró 180 pesos por mes. El 5 de noviembre de 1937, en el Teatro Liceo, representó a Dorita en la obra ” No hay suegra como la mía “, de Marcos Bronemberg, con el elenco de la Compañía de Francisco Charmiello y Leonor Rinaldi. Julia Yotti, Lucila Sosa y Francisco Martino fueron sus compañeros de reparto. Eva, con 18 años de edad, volvió a usar su apellido paterno, y fue mencionada en la crónica del diario Crítica. Cobró 150 pesos como único pago por su trabajo. La obra tuvo tanto éxito que permaneció en cartelera hasta el 6 de marzo de 1938.

Desde 1937 Eva Duarte ensayó todas las posibilidades de la actividad artística: teatro, radioteatro, cinematografía, y también publicidad en radio, diarios y revistas. El 1 de marzo de 1938 Eva Duarte intervino ante el micrófono difundiendo anuncios publicitarios durante un concurso radial organizado por la revista Sintonía, dirigida por don Emilio Kartulovicz. Sintonía patrocinó la búsqueda de un cantor para la obra ” La gruta de la Fortuna “, de Ricardo Hicken, programada para la Compañía de Pierina Dealessi.

Eva trabajó en ” La gruta de la Fortuna ” y para la Compañía de Pierina Dealessi durante todo el año 1938. En esa obra Eva personificó a Lucía. La pieza fue un éxito, se presentó en el Teatro Liceo el 17 de marzo de 1938. Evita cobró 180 pesos. Sus compañeros de tareas fueron Pascual Pelliciotta, Dora Firtuoso, Nelly Ayllon, y Rafael Firtuoso. El 30 de junio Eva trabajó en la obra ” Si los viejos levantaran la cabeza “, de Malfatti y De Las Landeras. En la obra interpretó el papel de Rosa, una doméstica, y que en último acto sale con un cochecito, cantándole un tango a la criatura, en lugar de una canción de cuna. Tuvo buenas críticas.

El 29 de julio actuó en la farsa ” El cura de Santa Clara “, de Martignone y Bertonasco, junto a Pierina Dealessi, Nelly Ayllon, Marcos Zucker, Carmen Domenech, y Pascual Pelliciotta. Recibió muy buenas críticas. También integró Eva el reparto de la obra ” Una noche en Viena “, farsa cómica del autor Mario Flores. Juan Duarte, hermano de Eva, vinculado con la firma Guereño, fábrica de jabones, le consiguió un contrato como locutora para los avisos comerciales de la empresa. Eva, además, realizaba trabajos como modelo para Linter Publicidad, para una casa de alta costura, una peletería y una peluquería de renombre.

A comienzo de 1939, Eva Duarte consiguió un puesto de actriz estable en la Compañía de Camila Quiroga, participando en la obra ” Mercado de Argelia “, obra que superó las 100 representaciones, hecho insólito en esa época. Basada en la novela de Lucienne Favre, teatralizada por Gastón Baty, traducida y dirigida por Edmundo Guibourg, y musicalizada por Juan José Castro. Con una lujosa puesta en escena y buenas interpretaciones la obra fue un total éxito. Eva Duarte hizo de odalisca, y trabajó junto a Rosa Catá, Daniel de Alvarado, Ada Pampín, y Jorge Lanza. Se estrenó el día 5 de enero de 1939 en el Teatro Astral. Gozó de muy buenas críticas. En abril de 1939 integró la Compañía Radial de Teatro del Aire encabezada por Pascual Pelliciotta, como primera figura e intepretando, en Radio Mitre, la obra ” Los jazmines del 80 “, romance evocador del viejo Buenos Aires de 1880, una creación de Héctor Pedro Blomberg. El 22 de abril de 1939, Antena publicó notas y una foto de Eva Duarte, y el 20 de mayo Evita fue foto de tapa, trabajo del fotógrafo artístico Wilensky. Tenía 20 años. El rostro de Eva aparecía en Sintonía, en Cine Argentino, y en diversas revistas.

La compañía pasó de Radio Mitre a Radio Prieto. Allí se transmitió ‘Las rosas de Caseros’ y también ‘La estrella del pirata’, obras de Blomberg. En la compañía que encabezaba, Eva tenía como compañeros a Marcos Zucker, Lita Senén, Ada Pampín, Pascual Pelliciotta, Carmen Palau y Francisco de Paula. En febrero de 1940, y como consecuencia de su carrera radiofónica, Eva Duarte participa en la filmación de la película ” La carga de los valientes “, drama histórico rodado en los estudios de Pampa Film. Fue dirigida por Adelqui Millar. Eva trabajó en el filme junto a Anita Jordán, Amalia Bernabé, y Santiago Arrieta. La historia versaba sobre el épico combate de Carmen de Patagones de 1827. ” La carga de los valientes ” se estrenó en el cine Astoria el 30 de mayo de 1940 y en junio pasó al cine Monumental. Fue un éxito.

En julio de 1940 Eva Duarte integra el elenco de la Compañía Cómica Argentina de los hermanos Simari. Se desempeña como primera dama joven en la obra ” Llegaron parientes de España “. Ocurre en el Teatro Smart. En agosto trabaja en ” Corazón de manteca “, de Ricardo Hicken y en ” La plata hay que repartirla “, de Antonio Botta.

Meses después, en noviembre de 1940, y con 21 años de edad, filmaba para los Estudios Fílmicos Argentinos su tercer película, ” El más infeliz del pueblo “, bajo la dirección de Luis Bayón Herrera, junto a Luis Sandrini, Ana May, Nélida Bilbao y María Aurelia Martínez ( Silvia Legrand ). Evita personificaba a Teresita, una adolescente casadera. El filme se estrenó en el cine Monumental el día 19 de marzo de 1941 y recibió elogios de los críticos. En L S 2 Radio Prieto continuó con sus actuaciones presentando ” Los amores de Schubert ” de Alejandro Casona, al frente de su propia compañía, con el apoyo publicitario de la empresa Llauró. A mediados de 1941, Evita Duarte presentó ” La hora de las sorpresas ” con el patrocinio de la firma Guereño, y en el mes de octubre hizo su cuarta película.

El filme ” Una novia en apuros ” se rodó en los estudios Baires Film, bajo la dirección del norteamericano John Reinhardt. Evita hizo de novia suplente, y tuvo como compañeros a Alicia Barrié, Esteban Serrador, Chela Cordero, Teresa Serrador, Felisa Mary y Pedro Quartucci. Se estrenó en el Ambassador el 15 de marzo de 1942 y gozó de buena crítica. La compañía de radioteatro, cuya primera figura era Evita, en Radio Argentina, se fusionó el 12 de mayo de 1942 con la compañía Candilejas, dirigida por Martinelli Massa, y pasó a L R 1 Radio el Mundo. Estrenó ” Infortunio “, y luego ” Una promesa de amor “, ” El rostro del lobo “, ” Mi amor nace en ti “, y ” La cara de la máscara “. Numerosas revistas dedicaron páginas con notas y fotos de la ascendente artista.

De enero a julio de 1943 fue para Evita una etapa de inactividad. Respecto a las causas de esta se han hecho las más variadas conjeturas o supuestos. El 4 de junio de 1943 se produjo la revolución que provocó la asunción a la presidencia del país al general Arturo Rawson. Tres días después asume como presidente el general Pedro Pablo Ramírez.

Una medida del nuevo gobierno fue intervenir las emisoras radiales, nombrando al coronel Aníbal Imbert al frente de Correos y Telecomunicaciones. Las nuevas disposiciones obligaban a todos los actores y actrices a concurrir al Palacio de Correos en procura de la autorización para trabajar. Evita tuvo algo en su favor: el secretario de Imbert era Oscar Nicolini, que había sido empleado de Correos en Junín y conocía a la familia de Evita. De modo que, sea por influencias o por amistad, consiguió la autorización correspondiente para la firma de un contrato con Radio Belgrano, cuyo director, don Jaime Yankelevich, era amigo de Oscar Nicolini.

El 16 de octubre de 1943 volvería Evita a la radio, en un exitoso ciclo, de lunes a sábado, dedicado a biografías de mujeres ilustres de la historia, con libretos de Francisco Muñoz Azpiri y Alberto Insúa. El contrato le cambió la vida a la muchachita provinciana nacida en el campito La Unión, a 20 kilómetros de Los Toldos, el 7 de mayo de 1919, y que llegó a Buenos Aires en enero de 1935 con humildes ropitas, una valija de cartón, una carta de recomendación del cantante Agustín Magaldi, y un mundo de sueños. Era el fin de las deambulantes jornadas implorando trabajo y de las humillantes esperas.

Evita se convirtió en la actriz de todos los hogares. El primer programa fue ” La amazona del destino “, sobre la vida de madame Lynch, la trágica historia de amor entre Elisa Alicia Lynch y el mariscal Francisco Solano López, presidente del Paraguay. El 27 de octubre de 1943 el coronel Juan Domingo Perón se hacía cargo del Departamento Nacional de Trabajo, reteniendo la jefatura de la Secretaría del Ministerio de Guerra.

El 16 de noviembre de 1943 salió al aire ” La mujer que nos dieron “, la segunda obra del ciclo Heroínas de la historia. El 15 de enero de 1944 un terremoto destruyó la ciudad de San Juan y conmovió a toda la nación, en plena vacaciones. El país todo escuchó por la red argentina de radiodifusión el mensaje del coronel Perón sobre la actuación del Ejército ante la catástrofe, las formas de ayuda y la organización de una colecta oficial. La nación respondió al llamado de Perón y la movilización hacia el Palacio del Concejo Deliberante, donde funcionaba la Secretaría de Trabajo y Previsión, fue inmediata. Y hasta allí se movieron estrellas célebres y otras que no lo eran, que sintieron el impulso de la solidaridad: Angelina Pagano, Libertad Lamarque, Mirtha Legrand, Olinda Bozán, Pepe Arias, Pierina Dealessi, Enrique Muiño, Niní Marshall … y Evita Duarte. Se puede afirmar que el primer encuentro entre Evita y Perón no se produjo en la noche del 22 de enero de 1944, en el Festival del Luna Park, organizado para recaudar fondos para las víctimas del terremoto, sino unos días antes, por los testimonios existentes.

El 3 de febrero de 1944 reapareció Evita en Radio Belgrano en ” Llora una emperatriz “, la tercera biografía, sobre la vida de Carlota, hija de Leopoldo I de Bélgica y esposa de Maximiliano, emperador de México. Asistió a la audición el coronel Perón, acompañado por el teniente coronel Domingo Mercante. El 26 de febrero de 1944 estrenó Evita la cuarta biografía, llamada ” Mi reino por un amor “, personificando a Isabel I de Inglaterra. En el mes de abril hacía la quinta biografía, ” Un ángel pisa la escena “, encarnando a la actriz Sara Bernhardt.

Había nacido el amor entre la actriz de radioteatro y el destacado militar. Cabe mencionar que el 24 de febrero de 1944 se produjo el desplazamiento del general Pablo Ramírez, quien delegó el mando en el vicepresidente, general Edelmiro Julián Farrell, y así, el centro de las decisiones gubernamentales fue ocupado por el tándem Farrell – Perón. El 15 de mayo Evita interpretó la sexta biografía, ” Nieva sobre mi ensueño “, donde encarnaba a la última zarina, Alejandra Feodorovna Romanov, la esposa del zar Nicolás. En la segunda quincena de mayo de 1944 filma ” La cabalgata del circo “, en los Estudios San Miguel, dirigida por Mario Soffici, junto a Juan José Míguez, Libertad Lamarque, Hugo del Carril, Orestes Caviglia, Armando Bó y José Olarra. El argumento del film trata sobre la vida de dos familias de artistas circenses, y de la unión matrimonial de dos sus hijos, unión que concluye en fracaso. Evita personificó a Chila. La película se estrenó el 30 de mayo de 1945 en el cine Gran Palace.

El 19 de mayo de 1944 el gobierno resuelve reconocer a la Asociación Radial Argentina como representativa del gremio de los trabajadores de la radio, siendo su presidenta la Srta. Evita Duarte. A R A había sido fundada en 1943.

El 1 de junio de 1944 empezó a escucharse por Radio Belgrano, tres veces por semana, el programa ” Hacia un futuro mejor “, escrito para Evita por Muñoz Azpiri, ciclo que trató de popularizar los objetivos del gobierno. Eva hacía el papel de una mujer de pueblo reivindicando la labor de Perón, párrafos de cuyos discursos eran intercalados en la audición. El 3 de junio Eva fue tapa de la revista Radiolandia, dibujo realizado en base a una foto de Annemarie Heinrich. En lo que restó del año 1944 y hasta el mes de octubre de 1945, Evita continuó con el programa ” Hacia un futuro mejor “, y con el ciclo de la heroínas: ” Extasis “, corporizando a Madame George Sand, la protectora de Federico Chopin; ” Sumisión “, como Margarita Weild de Paz, esposa del general José María Paz; ” Alucinación “, dando vida a Rosario López Zelada, mártir de la fiebre amarilla que diezmó a Buenos Aires en el siglo XIX; ” La doncella de la Martinica “, como Josefina De la Pagerie, esposa de Napoleón; ” Una lágrima al viento ” recreando a Catalina la Grande, emperatriz de Rusia; y ” La reina de reyes ” como la bailarina Lola Montes ( María Dolores Gilbert ), la amante de Luis I de Baviera.

A principios de 1945 se anunció la participación protagónica de Eva Duarte en un nuevo filme, que se llamaría ” Amanece en las ruinas “, sobre una idea de Mauricio Rosenthal, que escribiría Juan José Vargas, y con la dirección de Mario Soffici. El proyecto no se concretó. En marzo de 1945 Evita continuó con su actividad radial, al ya conocido ” Hacia un futuro mejor “, se agregó ” Un amor en la India “, y por la noche encarnaba a la bailarina Isadora Duncan, en ” La danzarina del Paraíso “.

Evita iba a ser protagonista de otra película, ” La Pródiga “, para los Estudios San Miguel, que contó con la dirección de Soffici y se filmó en el mes de abril. Fueron sus compañeros de reparto Juan José Míguez, Angelina Pagano, Alberto Closas, José Comellas y Malisa Zini. El argumento de ” La Pródiga ” está basado en un novelón de Pedro Antonio de Alarcón, en el que se cuenta la historia de Julia, una hermosa mujer de vida licenciosa que un día recapacita y se decide a usar su fortuna en bien del prójimo y de los necesitados. Julia vive en un caserón y en medio de un valle. La llaman ” la pródiga ” por su generosidad con la gente, pero la situación se complica con la llegada de un ingeniero, que viene a construir una represa y, por lo tanto, a terminar con el edén de ese valle. El ingeniero y ” la pródiga ” se enamoran pero el romance termina mal. En el filme, llamativamente, se dan algunas premoniciones con relación a la futura Eva Perón: el pueblo la llama ” la Señora “, ella atiende especialmente a los niños, el romance es resistido por la sociedad, y la mujer muere en forma trágica. Uno de los personajes dice: ”

Hermana de los pobres, hermana de los tristes, el Cielo la bendiga “. El productor, don Miguel Machinandiarena, en el año 1946 llegó a un acuerdo con Perón, para no estrenarla, y le entregó los negativos y las copias. Se comprende la negativa del presidente electo: la Evita del filme se suicida. Recién en la década del ´80, el 16 de agosto de 1984, pudo ser vista por el público en las salas de cine, gracias a los oficios de Víctor Armando Bó Machinandiarena. Su abuelo había guardado secretamente una copia. En mayo de 1945 otro libreto de Muñoz Azpiri, hizo que Evita le prestara su voz a Madame Chiang Kai – Shek, esposa del líder chino, en la biografía ” Una mujer en la barricada “, y luego encarnaría a la actriz italiana Eleonora Duse en ” Fuego en la ciudad muerta “.

En julio continuó su labor radioteatral trabajando a la tarde con ” Más allá del horizonte ” y, por la noche, con ” La sangre de la reina huele a claveles “, rimbombante título para la biografía de la emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III. En agosto de 1945 se difundió ” Anda un alma indecisa en el Paraíso “, melodrama de Carlos Martínez y, por la noche Evita dió vida a Lady Hamilton, la esposa de Lord Nelson. En setiembre los ciclos ” La sinfonía sangrienta ” y ” La gacela encantada “.

En octubre de 1945 se había comenzado a transmitir, a las 18 horas, ” Quinientos años en blanco “, obra basada en la cuestión de la desintegración del átomo, un apasionante y novedoso tema, en razón de los recientes hechos ocurridos en Hiroshima y Nagasaki, los bombardeos atómicos. Por la noche, a las 22.30 horas, Radio Belgrano seguía con el ciclo de biografías de mujeres famosas. Evita recreaba a la reina Ana de Austria, esposa de Luis XIII de Francia, en ” El ajedrez de la gloria “. Pero junto con la carrera artística de Eva Duarte, esos ciclos quedaron inconclusos por los sucesos de octubre de 1945. Faltaban pocos días para que los nombres de Evita y Perón se inscribieran en las páginas de la historia.

Compartir.

Dejar un comentario