sábado, 18 de mayo de 2024

A cinco días de iniciado el fuego en la reserva natural Corazón de la Isla, el Gobierno provincial comenzó a brindar información más precisa sobre las acciones que se desarrollan en terreno, sin explicar las razones por las cuales no se solicitó inmediatamente la asistencia del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

De acuerdo a los reportes diarios de incendios del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, el  de Tolhuin, fue informado el día 1º de diciembre en que comenzó a figurar en el mapa nacional junto a los incendios registrados en otras cinco provincias.

Ese día y por dos jornadas más, de las seis provincias con focos de distinta intensidad, solo La Rioja y Jujuy solicitaron intervención del Ministerio de Ambiente.

Recién el día cuatro, Tierra del Fuego figuró en el listado de provincias que pidieron asistencia, tras lo cual el domingo por la tarde treinta brigadistas se sumaron al combate de los incendios Estos agentes, que llegaron con el equipamiento respectivo, se acoplaron a los combatientes pertenecientes a la Administración de Parques Nacionales (APN) que se encontraban trabajando en el lugar.

Tras la llegada de los refuerzos enviados el domingo por el Ministerio de Ambiente de la Nación, la cartera a cargo de Sonia Castiglione comenzó a brindar información oficial sobre los recursos afectados hasta ese momento en la zona y ayer al mediodía, las autoridades brindaron una conferencia de prensa en la que se confirmó la gravedad de la situación.

En ese marco, la Coordinadora Regional Patagónica del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Carolina Juárez, indicó que “nosotros venimos trabajando en conjunto hace tiempo con el servicio provincial y constantemente coordinamos el monitoreo de las condiciones del bosque. Desde el día que se inició este incendio estuvimos a disposición y se fue programando el ingreso de nuestro personal con los medios aéreos”.

El Air Tractor 802, tiene una capacidad de 3000 litros de carga de agua y tiene una autonomía de 3 horas.

Juárez subrayó que “hay mucha gente y recursos a disposición. Esta clase de incendios requiere una planificación y una organización muy importante. El ingreso a la zona es muy complicado y tenemos que prever la seguridad, las salidas, las evacuaciones. Hay un equipo técnico siguiendo la meteorología, otro equipo trabajando con los mapas de lugar y personas en la línea que hay que ir rotando. Esto se está haciendo y continuaremos hasta que se pueda controlar la situación”.

“La realidad es que en este tipo de incendios siempre hay un pronóstico general, pero cuando se suman las condiciones locales el comportamiento del fuego se vuelve muy extremo. Hemos detectado focos secundarios que tienen hasta 4 kilómetros y eso suma a la complejidad de la situación”, informó.

Asimismo, la funcionaria explicó que “esta clase de incendios provoca que no podamos hacer un ataque directo y la gente tiene que saber que ni aún teniendo mil brigadistas se podría trabajar. La seguridad del personal es primordial y las condiciones no están dadas para avanzar de otra manera. Además el bosque cerrado y la geografía no permiten siquiera tener observadores para saber cómo se va desarrollando el fuego”.

En cuanto al uso de los medios aéreos afirmó que “en algunos momentos podrán operar y en otros momentos no. El propio fuego por su magnitud genera sus propias condiciones climáticas, por lo que se ingresará siempre que estén dadas las condiciones de seguridad para los equipos técnicos y pilotos”.

Medios aéreos

Ayer por la tarde llegó a Tolhuin el primer avión hidrante del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, que se sumará a las tareas que se están realizando en el Corazón de la Isla. Se trata de un Air Tractor 802, tiene una capacidad de 3000 litros de carga de agua y tiene una autonomía de 3 horas. La carga se realiza a través de camiones cisterna de Bomberos Voluntarios.

La aeronave operará desde el aeródromo de Tolhuin a solicitud y por requerimiento de los jefes de sectores. Además, ya se encuentra un helicóptero de propósitos generales, modelo Bell 412, cuya capacidad de transporte de personal es entre o y 9 combatientes y herramientas.

La capacidad de carga en helibalde es de 1000 litros, se abastece de fuente de agua natural o artificial, con lo cual el trabajo es más ágil. Ambos abordarán el foco del incendio por aire, en la medida que las condiciones climáticas lo permitan y cuando los especialistas lo dispongan.

 

Fuente: El Sureño

Compartir.

Dejar un comentario