Trabajadores de Rentas denuncian aprietes de director del organismo, Gerardo Minnaard

Política |


Trabajadores de la Dirección General de Rentas realizaron este martes una asamblea para  buscar alternativas que eviten que el gobierno de Mariano Arcioni entregue a una empresa privada la tarea de recaudación de los impuestos provinciales y fueron apretados por el director del organismo, Gerardo Minnaard, para que desistan de los reclamos.

“Hoy Gerardo Minnaard nos apretó de muy de mala manera”, contó uno de los trabajadores a este medio y solicitó la reserva de su nombre por miedo a represalias. “Germán Baraibar, en representación de los trabajadores por parte de ATE, denunció maniobras de intimidación hacia los trabajadores y amenazas de descuento para aquellos que participaron de la asamblea”, detalló.

“Afortunadamente contamos con la presencia de representantes de UPCN y ATE, quienes nos explicaron sobre la legalidad de la asamblea y nos dieron tranquilidad indicando que estábamos actuando de acuerdo a la ley. Asimismo, indicaron que por la realización de una asamblea no sería posible practicar descuento alguno tal como nos habían avisado”, expresó.

Al finalizar la asamblea, se presentó personal de la Secretaria de Trabajo en las oficinas de la DGR de Rawson, acompañados por el Director General, y labraron un acta donde indicaron que al llegar al lugar, los empleados se encontraban realizando una asamblea tal como se había notificado a la Secretaria de Trabajo a través de ATE y UPCN, y,  dejaron constancia que al finalizar la misma retomaron sus tareas normales y habituales.

“Consultamos a la Secretaría de Trabajo si ellos individualizan trabajadores y nos confirmaron que no, que no es posible individualizar aunque fue ese el pedido del Director Minnaard hacia ellos, a lo cual los empleados de la Secretaría dijeron que no corresponde ya que ellos sólo corroboran qué medida se está llevando a cabo”, indicó el trabajador.

Privatización de la recaudación

El convenio que elaboró el gobierno para privatizar la recaudación establece, en uno de sus puntos, que la empresa que se haga cargo deberá mejorar los ingresos que percibe la Provincia para cobrar por sus servicios. Esto es, si el comparativo de la recaudación de todo un mes con el mismo pero del año anterior da un número positivo, la empresa cobra dinero; si por el contrario, los números son iguales o menores, la empresa no cobrará por el trabajo. Con la inflación galopante que padece este país, parece imposible no elevar la recaudación de un año al otro.

“En junio de este año recaudamos $ 9.000.000.000 y en julio, $ 10.200.000.000. Esto es un claro ejemplo que la recaudación crece de manera normal por trabajo de los empleados de Rentas y el propio constó de vida. Esto quiere decir que la empresa va a cobrar muchos millones de pesos todos los meses casi sin trabajar”,  sentenció.



Últimas Noticias