miércoles, 29 de mayo de 2024
Imagen ilustrativa

Cumple esta institución una labor amplia y generosa

Merece destacarse por sus amplias proyecciones de bien común, la obra social que viene realizando la Sociedad de Damas de Beneficencia de Trevelin, a cuyo cargo está el sostenimiento de la Sala de Primeros Auxilios “John D. Evans”, de la localidad.

Su acción trasciende los límites de la radio urbana para extenderse a la zona rural aun afuera de la colonia, ya que en la sala se atienden enfermos de Corcovado, de los Cipreses y hasta de Chile.

Fundada el 19 de agosto de 1943, en seis años de existencia ha concurrido a aliviar el dolor ajeno, especialmente de la población menesterosa, con un elevado sentido de solidaridad humana.

El haber financiero de la Sociedad se formó con un subsidio Nacional de $3600 anuales, el aporte de los socios que alcanza aproximadamente a $2000,- anuales, las donaciones y el subsidio municipal de $1200.-

La sala de primeros auxilios tiene la capacidad para 12 camas, las cuales permanecen ocupadas durante casi todo el año, suministrándose de tal modo unas tres mil pensiones anuales. En el internado los socios abonan $2.50 diarios, comprendiendo el beneficio a padres e hijos, los no socios pagan $4  diarios. A los pobres se les brinda pensión y asistencia médica gratuita y en algunos casos ropa, especialmente  los niños.

El consultorio externo cumple asimismo una labor amplia. El promedio anual de enfermos atendidos por primera vez es de 1000 y el de segunda o más veces de 1800.

La Sala de Primeros Auxilios cumple funciones de policlínica, realizándose medicina integral, de acuerdo naturalmente a los medios de que se dispone.

Desde su fundación y hasta hace poco, señoras y señoritas de la comisión realizaban funciones de enfermeras y administrativas, destacándose en este sentido a la valiosa colaboración de la señorita Owen.

Actualmente la sala cuenta con una cocinera y dos mucamas pertenecientes a salud pública. Prestan también servicios gratuitos otras señoritas, que realizan a la vez el aprendizaje del servicio de enfermeras.

Con el aporte oficial se inició el año pasado la ampliación del edificio de la sala, con el propósito de anexar amplias dependencias para el mejor servicio de la institución. Pero debido a las fallas de los fondos, la obra quedó paralizada. Es posible sin embargo que mediante la acción conjunta de la sociedad de Damas de Beneficencia, del presidente de la Municipalidad, señor Chaparro, y del médico director, Dr. Catena, puedan obtener los fondos necesarios para la terminación de la construcción y dotación de las nuevas dependencias.

Durante seis años ejerció la presidencia de la institución la señora Margarita B. de Gualco, quien se ha hecho acreedora por tal motivo al reconocimiento general de la población.

En los primeros días de noviembre se renovó la comisión directiva, la que quedó integrada de la siguiente manera: Presidenta Sra. Olwen Owen; vicepresidenta 1° Freda Williams; vicepresidente 2° María O. de Evans; secretaria  Leonor M. de Catena; prosecretaria Guenen J. de Jones; tesorera Beatriz W. de Capandeguy; protesorera Julia Owen; vocales Sras Mairela R. de Owen,  Rosalía Z. de Jones, Estela G. de Tissot, Elena D. de Sastre, María O. de Morris, Glenys Owen, Ninfi López y Tegwen Jones.

Compartir.

Dejar un comentario