sábado, 22 de junio de 2024

A días del cierre de la campaña electoral para las elecciones a presidente, el gobernador Mariano Arcioni repartió Aportes del Tesoro Nacional por $ 262 millones entre intendentes amigos y afines a su gestión y la de Sergio Massa, bajo el concepto de “cubrir desequilibrios financieros”.

El decreto N° 1244 de 6 de octubre pasado estableció la entrega de “aportes no reintegrables a favor de las intendencias y/o comunas rurales por la suma de $262.000.000, lo que serán destinados a los fines de cubrir desequilibrios financieros”.

Todas las localidades beneficiarias están gobernadas por el panperonismo, salvo Gaiman, 28 de Julio y Gastre, lo que da a entender que o los peronistas son pésimos administradores o el gobierno discrimina a los mandatarios que no son cercanos a las gestiones provincial y nacional.

Siendo que el argumento para otorgar los fondos fue “cubrir desequilibrios financieros” llamó poderosamente la atención que en la larga lista de ciudades no figurasen Trelew ni Esquel, cuando sendos intendentes, Adrián Madera y Sergio Ongarato, desde hace tiempo vienen pidiendo a gritos ayuda financiera del Estado provincial y/o nacional.

Y entre los que sí recibieron fondos, el dato curioso fue que aparezca Comodoro Rivadavia, la ciudad más rica de la provincia, con superávit en sus cuentas y ahorros depositados en plazo fijo, recibió $40.000.000 para cubrir “desequilibrios financieros”.

Además, recibieron aportes las ciudades de Corcovado ($20.000.000), Cholila (10.000.000),  Dolavon (20.000.000), El Maitén ($30.000.000), Gualjaina ($15.000.000), José de San Martín ($15.000.000), Puerto Madryn ($50.000.000) y Río Pico ($15.000.000).

Para las comunas rurales el aporte fue de $1.500.000 y las beneficiarias fueron: Aldea Apeleg, Aledea Beleiro, Aldel Epulef, Buen Pasto, Carrenleufú, Cerro Centinela, Colan Conhué, Cushamen, Dique F. Ameghino, Atilio Viglione, Facundo, Gan Gan, Lago Blanco, Lagunita Salada, Las Plumas, Los Altares, Paso del Sapo, Ricardo Rojas y Telsen.        

      

Compartir.

Dejar un comentario