jueves, 29 de febrero de 2024

Existen personajes con la rara habilidad para acomodar el cuerpo según las circunstancias lo indiquen y, de acuerdo a como soplan los vientos políticos, están siempre protegidos usando el poder en forma discrecional cuando lo detentan y otras veces, cuando la suerte no les es tan propicia, saben buscar la protección del poder e hibernan bajo la cobertura de los poderosos.

Antonena y Sandilo son un ejemplo acabado de este tipo de personajes acomodaticios que le da lo mismo quien detente el mando y a quienes deban rendir vasallaje, siempre están manteniendo sus prebendas y beneficios que les da el poder. Cuando ellos lo logran son voraces y prepotentes mostrándose en los medios, brillando cual estrellas presentando sus figuras como verdaderos referentes y cuando los momentos no son tan propicios buscan pasar desapercibidos, siempre al cobijo de los poderosos de turno, con buenos cargos y excelentes remuneraciones.

Antonena, cuando llegó a la cúspide ocupando el Ministerio, acomodo a su esposo, amigos y parientes. Fue el rey de las comisiones de las letras por miles de millones de deuda provincial. Supo, en sus comienzos, ser hombre de confianza de la ministra Gabriela Dufour, época en que comenzó con sus afectuosas relaciones con Puente Hermanos y sus amadas “letras”. Fue “asesor financiero” de Artero en la Municipalidad de Rawson, posteriormente de la Intendente de Camarones. Más tarde se unió a la fundación Pensar, cercana al PRO, al no conseguir respaldo y ver pocas posibilidades de éxito pidió a los radicales que lo tengan en cuenta en la confección de las listas para diputados. Y, finalmente, el merecido premio a un cuadro político leal como es sin duda “Cacho”, llegó el reconocimiento a años de lucha, al ser designado Ministro de Economía por Arcioni llego su momento de gloria y por fin la merecida cosecha. Comenzó con fuerza su militancia en el Frente Renovador y al final del mandato de su gran líder buscó sin éxito ser Administrador del Poder Judicial para, luego, lograr un “destierro” tranquilo:

ASESOR DEL DIRECTORIO DEL BANCO DEL CHUBUT CON RANGO DE SUBGERENTE GENERAL CON 3 MILLONES DE PESOS DE SUELDO.

Alejandro Sandilo es otro estilo, simpático, agradable, huele el poder y por dónde van los caminos para lograr ventajas personales, mostrándose siempre incondicional. Llegó de su Rosario natal sin más pertenencias que un bolso y sus ilusiones de progreso. Al lograr Das Neves el poder se convirtió en hombre de confianza del Doctor Marconetto, comenzó con actividades comerciales relacionadas con la salud y lentamente se acercó al círculo más cercano e íntimo del extinto Gobernador, logrando confianza y cargos. En la tercera gestión del Tri Gobernador fue enviado a las cercanías del vice  Arcioni con funciones de vigilancia e información sobre los movimientos del Escribano que ya entonces despertaba algunas sospechas sobre su lealtad al proyecto. Ante el evidente deterioro de la salud del titular del Gobierno Provincial, se convirtió en incondicional del nuevo jefe y cuando éste tomó el poder, luego de la muerte de Mario Das Neves, nuestro rosarino tocó el cielo con las manos. ¡Todo el poder para Alejandro!, se convirtió en la mano derecha del nuevo Gobernador, potenció sus actividades comerciales, ocupó la Secretaría General de la Gobernación, dispuso de cargos, canonjías para repartir y lideró la concreción del Frente Renovador en Chubut, logrando un octavo puesto en la lista de diputados, pero entraron siete y se desmoronó el castillo aunque ya tenía preparado un refugio dorado:

PLANTA PERMANENTE EN SERVICOS PUBLICOS CON DEDICACION EXCLUSIVA DOS MILLONES DE SUELDO.

La única recomendación recibida por Sandilo de sus nuevos protectores es que cumpla horario, mantenga perfil bajo y espere que pase la tormenta…

Compartir.

Dejar un comentario