sábado, 18 de mayo de 2024

 

El Gobernador Arcioni no se cansa de repetir “para este gobierno no hay diferencias políticas y atendemos a todas las comunidades por igual sin mirar diferencias políticas”. Como siempre los hechos y actitudes dejan en evidencia la poca consistencia de sus dichos y la frase de Aristóteles, que el general Perón reiteraba “la única verdad es la realidad” es una vez más oportuna para analizar la conducta de nuestro máximo gobernante.
En épocas en las que “Cachito“ Antonena recorría los pasillos legislativos, mientras trabajaba para el PRO, y le pedía a Pagliaroni que lo ponga en la lista de diputados de la UCR, daba opiniones muy negativas sobre el Gobernador, sostenía y repetía “Mariano actúa por caprichos y actitudes de histeria, no por convicciones políticas”. El tiempo y las acciones han demostrado que Cachito no andaba tan equivocado.
Se puede estar de acuerdo o no con la gestión de Adrián Maderna, pero Mariano no lo quiere y fundamentalmente desde que Maderna se manifestó claramente en contra de la minería y ordenó a sus Diputados votar contra esa ley, la consecuencia es perjudicar la gestión todo lo que se pueda.


El tema del transporte es el más evidente, el empresario y la propia municipalidad denuncian retenciones de subsidios por parte de la Provincia, destinados para “el 22”. La orden es “hundir la gestión” y debilitar al Intendente en la base más necesitada, que son los que usan los servicios públicos y además conforman la franja electoral donde el madernismo tiene más adhesión. Por otra parte, y utilizando las millonarias cifras de publicidad oficial (este mes estará cercana a los 55 millones), hostiga permanentemente al gobierno municipal de Trelew .
Al comienzo de la gestión entre otros romances políticos del gobernador, comenzó una relación de afecto especial con el Intendente Damián Biss, un hombre joven con un discurso tranquilo, ese amor lo llevó a mostrarse y hacer declaraciones muy favorables al radical. Pero como los amores de Mariano, como decía siempre Antonena, son “apasionados”, con motivo de la ley que habilitaba la minería se pasó del amor al odio.
Aparentemente, Biss le había prometido mantenerse al margen del conflicto, y de esta manera dejar al gobernador que pueda avanzar tranquilo en su decidida propuesta prominera. Pero sucedió que la gente comenzó a reaccionar con mucha intensidad contra la minería y, especialmente en Rawson, convocó una gran cantidad de vecinos, que estaban en contra de la ley. Biss al ver esta realidad y pese a los reiterados llamados del Gobernador se puso al frente de las manifestaciones populares.
Esto desató la ira del Gobernador, que actúa apasionadamente, se sintió traicionado y dio orden de “cortarle todos los víveres a Biss, fueron suspendidos hasta los descubiertos bancarios con los que se manejaba la Municipalidad de Rawson que de esta manera no pudo dar cumplimiento a la cobertura de la rueda de permanentes rojos en cuenta corriente y fue sancionada por el Banco Central prohibiendo descubiertos hasta junio del 2023, cortándosele todos los apoyos. Sandilo en esos días decía “Mariano lo tiene cortado y no es de extrañar que yo me tenga que presentar como candidato a Intendente de Rawson para que los radicales no ganen más”.
Pero después volvió el amor y Mariano se puso otra vez a disposición, hasta le pagó los sueldos al municipio varios meses mediante decretos de ayuda económica (como hacía Das Neves con Adrián López) por montos cercanos a los 100 millones de pesos, además de pagarle eventos artísticos, etc. y cualquier necesidad urgente que tuviera el Intendente.
Hechos y ejemplos de estos y amores y desamores del Gobernador hay muchos, esto demuestra que no es amplio y equitativo. Es cierto que no hace diferencias políticas sino actúa por odios o amores, un caso claro es la ciudad de Trelew.
A Biss se lo trata con mucho afecto y la Provincia le paga los sueldos, con orden de promocionarlo en los medios, y a Maderna, por el contrario, no lo ayuda de ninguna manera y ni siquiera cumple con las obligaciones de pagar el subsidio, cuando es un tema tan sensibles como es el transporte público de pasajeros para los laburantes.
Este ejemplo de Biss podemos ampliarlo con muchos otros, pero como dice el dicho “para muestra basta un botón”, a Mariano, como decía Antonena, no lo impulsa la política sino “el caprichos y la pasión”.

Compartir.

Dejar un comentario