miércoles, 29 de mayo de 2024

Cansados de no obtener respuestas por parte del gobierno de Mariano Arcioni, la comunidad educativa de la Escuela N° 7717 de Comodoro Rivadavia se manifestó con un abrazo simbólico para visibilizar la situación que atraviesan sus estudiantes y docentes, quienes llevan un mes sin clases  debido a diversos problemas de infraestructura y edilicios, entre ellos la falta de calefacción.

La escuela, que cuenta con una matrícula de 300 estudiantes aproximadamente, no tiene  edificio propio, funciona en una sede vecinal del barrio Stella Maris, que fue adaptada para el desarrollo de las actividades escolares. A la lista de reclamos por roturas y movimiento de suelo, se le agregó la falta de calefacción, motivo por el cual la comunidad decidió suspender las clases.

El profesor Miguel Fredes, quien forma parte del plantel docente del establecimiento, explicó que  “lamentablemente no ha habido el plan de contingencia que esperábamos para resolver los hundimientos de la escuela, lugares que se han tenido que cerrar, como la biblioteca, porque está en una situación muy precaria, ahora lo que se suma es que desde hace un mes colapsó la caldera, no tenemos calefacción, entonces frente a esa situación se suspendieron las clases”.

Según se informó, el equipo directivo realizó las notificaciones pertinentes a Obras Publicas  y a las instituciones correspondientes, pero hasta el momento no recibieron respuestas que brinden una solución al problema edilicio que data desde hace mucho tiempo.

Desde el año 2019 y hasta la actualidad, el plantel docente  permanentemente realiza relevamientos sobre la situación  edilicia, donde se informó de fracturas en columnas, problemas en los baños y movimientos de suelo que afecta al edificio y ponen en riesgo a toda la comunidad educativa. El lugar más crítico fue la biblioteca que debió ser clausurada, ya que desde el año 2021 y hasta septiembre de este año el suelo de ese lugar, cedió más de 18 centímetros.

“Nosotros no somos ingenieros, ni maestros mayores de obra, pero tenemos por lo menos ciertos criterios o conocimientos generales de que hay roturas muy groseras a la vista. Hay una columna que está al ingreso de donde funciona la dirección actualmente con unas grietas y unas fracturas estructurales tremendas y el plan de contingencia que se hizo en 2021 fue ponerle una placa de durlock”, enunciaron  los docentes.

Estos  relevamientos se basaron en los 10 puntos de funcionamiento de la Ley de Escuelas Seguras.

Otro de los reclamos que llevaron adelante las familias y el equipo docentes es la finalización de obra del edificio escolar

“La escuela viene con esta situación desde hace mucho tiempo, años. Porque para ser claro, esto no es un edificio escolar, es una vecinal adaptada como escuela y viene funcionando así durante mucho tiempo. La  construcción de la real escuela secundaria para el barrio está  bastante lenta,”, expresó el profesor Miguel Fredes.

A lo largo de estos años el gobierno de Mariano Arcioni abandonó el sistema educativo, no construyó escuelas nuevas y los establecimientos educativos se fueron cayendo a pedazos por falta de mantenimiento.

En contraposición, la semana pasada Fernando Álvarez de Celis, coordinador del equipo de infraestructura de Ignacio Torres, aseguró que la educación será la prioridad número 1 a partir del próximo 10 de diciembre.

Compartir.

Dejar un comentario