Dos lugares en la Patagonia que hay que visitar al menos una vez en la vida: precios y propuestas

Noticias - Regional |


Esquel y Trevelin son destinos de la Patagonia Argentina que combinan grandes paisajes, muchas opciones en gastronomía y actividades al aire libre, como trekking y esquí. Lo mismo sucede con otros lugares de la Patagonia, como por ejemplo Trelew.

Tienen una impresionante cantidad de atractivos, como el Parque Nacional Los Alerces, el tren La Trochita, el centro de esquí de la Hoya, las cascadas de Nant y Fall, la laguna La Zeta y mucho más. Vamos a descubrirlas en esta nota.

Esquel y Trevelin: cómo llegar y alojarse

Esquel y Trevelin son destinos de la Patagonia Argentina

En tanto se trata de destinos que están un poco alejados de grandes centros urbanos como Buenos Aires, Córdoba y Rosario, la mejor opción es el avión. Aerolíneas Argentinas tiene varios vuelos semanales durante todo el año, que se incrementan en la temporada alta del invierno. El aeropuerto de Esquel es bastante pequeño; los vuelos llegan y regresan a Buenos Aires de manera inmediata. Como no hay transporte público, van a tener que optar por contratar un remise o taxi, que normalmente ya están esperando en el aeropuerto a la hora de llegada de los vuelos.

Desde ya, pueden llegar hasta Esquel y Trevelin en micro, pero desde Buenos Aires es más de un día de viaje. En cambio, si están alojándose en localidades como Bariloche, en ese caso sí tiene bastante sentido ir por ruta, ya que están a aproximadamente 300 kilómetros.

Uno de los primeros lugares que hay que visitar en la zona es el hermoso Parque Nacional Los Alerces

En cuanto a la hotelería, hay mucha oferta sobre todo en las temporadas altas, que se dan en invierno y verano. Hay una menor dispersión de precios que en otras localidades patagónicas, con valores que arrancan en 11 mil pesos por día y llegan hasta 20 mil. Esos precios son para esta época del año; en verano los valores son más altos, y no sólo por la inflación.

Esquel y Trevelin se encuentran muy próximas, a sólo de 25 kilómetros de distancia. Así que a la hora de alojarse pueden optar por cualquiera de las dos. Eso sí, hay más opciones de hotelería en Esquel.

Esquel y Trevelin: cuándo visitarlo y qué hacer

Como en todas las localidades cordilleranas de la Patagonia, las temporadas están bien diferenciadas. El verano es la temporada alta y el momento con más turismo, en particular desde otros lugares de Argentina. Con un clima no tan frío y sin tanta lluvia, es un gran momento para recorrer ambas localidades.

Laguna La Zeta, a 3 kilómetros de Esquel, es otro lugar para visitar

A partir de abril arranca la temporada de lluvias. Por ello, es el momento de menor afluencia de visitantes, aunque el otoño en esa parte del mundo es realmente hermoso, gracias a la variedad de colores ocres en los bosques y en el Parque Nacional Los Alerces. El invierno es el otro momento popular de la zona, en particular para los esquiadores, que llegan al centro de La Hoya, que tiene muy buena calidad de nieve y los mejores precios que pueden conseguirse en Argentina a la hora de practicar esquí. La primavera es uno de mis momentos preferidos para conocer la zona, con un clima agradable y menos frío, y sin tantos turistas.

Uno de los primeros lugares que hay que visitar en la zona es el hermoso Parque Nacional Los Alerces. Es uno de los parques nacionales más lindos del país, con grandes paisajes. Hay muchos senderos en el interior del parque, que están muy bien señalizados y que tienen indicados en el mapa el nivel de exigencia física. De todos modos, conviene consultar con los guardaparques para conocer un poco más sobre la zona antes de comenzar la travesía. Si van por la mañana, pueden llegar una vianda y almorzar en alguna parte del parque, será una experiencia inolvidable. Pueden contratar excursiones desde Esquel y Trevelin, o pueden llegar en su propio vehículo. Se puede navegar por el lago en primavera y verano, lo que es una gran experiencia, ya que pueden conocer zonas del parque no accesibles a pie, e incluso ver el Glaciar Torrecillas. Como se darán cuenta, lo mejor es dedicar al menos un día completo a recorrer este parque nacional.

No pueden irse de Esquel sin viajar en uno de los trenes más famosos de Argentina: La Trochita

Para los que practican esquí, muy cerca de Esquel se encuentra el complejo de La Hoya. La mayor parte de los que lo visitan son locales y habitantes de Chubut, pero vale la pena viajar hasta la zona para conocerla, ya que es una muy buena pista de esquí, en medio de un paisaje hermoso. Este año la temporada de esquí ya pasó, pero siempre se puede guardar el dato para el año que viene.

No muy lejos de Trevelin se encuentran las cascadas de Nant y Fall, una hermosa serie de caídas de agua en medio del bosque. Son cuatro cascadas muy diferentes entre sí, y que culminan en la impresionante Cascada La Larga. Vale la pena ir al atardecer para obtener las mejores fotos. Todas las cascadas se pueden ver desde miradores, a los que se accede por senderos bien señalizados y fáciles de recorrer. El acceso se encuentra a 14 kilómetros de Trevelin. Desde la entrada hay otros cuatro kilómetros de recorrido.

No muy lejos de Trevelin se encuentran las cascadas de Nant y Fall

No pueden irse de Esquel sin viajar en uno de los trenes más famosos de Argentina: La Trochita. En la actualidad, esa parte del recorrido une las estaciones de Nahuel Pan y Esquel. Hay salidas diarias en verano y vacaciones de invierno, y luego hay un cronograma que pueden consultar en su página Web. Si van en invierno, pueden llegar a encontrar el tren para salir en medio de la nieve, y obtener fotos inolvidables. El recorrido toma alrededor de una hora.

Otro lugar que hay que visitar es la Laguna La Zeta, a 3 kilómetros de Esquel. Para llegar hasta la laguna hay que hacer un camino en subida, desde el cuál hay muy buenas vistas de la ciudad de Esquel. En invierno buena parte de la superficie suele estar congelada, pero en verano el paisaje es mucho más verde.

Y para cerrar tenemos el tradicional té galés. En Trevelin tienen Nain Maggie, donde van a poder tomar té y comer las deliciosas tortas de la zona. El clásico de la casa es la torta de crema. Junto con la galesa son las opciones que están todo el año. De las tortas de estación mis favoritas son la de crema y frambuesas y la de ruibarbo, pero tienen que tener suerte y encontrarlas justo cuando visiten el lugar.



Últimas Noticias