El BCRA compra pocos dólares: cuál es el plan para cumplir con el FMI

Economía - Noticias |


A pesar de que se frenó la sangría de reservas, el Banco Central lleva comprados u$s 140 millones en seis jornadas, la meta pactada con el FMI para fin de septiembre es prácticamente imposible de cumplir.

En la última revisión del organismo internacional se redujo de u$s 4.400 millones a u$s 4.100 millones la acumulación de dólares que debía efectuar el BCRA en el trimestre que cierra el 30 de septiembre pero aún así ese objetivo es poco cumplible a la luz del rojo actual que mantiene del orden de los u$s 700 millones.

Los precios no frenan y la inflación alcanzaría el 6% en agosto

Sergio Massa ayer en su exposición ante el Council of the Americas en el Hotel Alvear anticipó que se está avanzando en el «repo» con bancos extranjeros para que aporten dólares de financiamiento al BCRA.

El inconveniente principal que había para esta operación de la que estaban interesados, según el ministro de Economía, un banco de Asia, otro de Europa y otro de los Estados Unidos, es que los títulos que el BCRA tiene en cartera para poner de garantía para el «repo» son AL30 cuando debería contar con bonos globales, de legislación internacional.

Dólar financiero se acerca a $ 300 y le mete presión al blue

El monto igualmente que aportaría esta operación no sería muy alto dada la baja paridad que tienen esos papeles, del 24%. Fuentes del mercado financiero señalaron que la transacción, considerando que se canjean esos papeles por GD30, podría concretarse por hasta u$s 1.500 millones.

Otra fuente para intentar sumar reservas a la que está apuntando el equipo económico pasa por los dólares de los exportadores de cereales y sus líneas de prefinanciamiento.

La Cámara de Exportadores de Cereales señaló el miércoles que ya se están efectuando las primeras operaciones en las que las divisas que obtienen se colocan en NODO, un nuevo instrumento de deuda del BCRA.

Según un reciente informe de Portfolio Personal Inversiones (PPI), el mecanismo podría sumar «u$s 5.000 millones a las liquidaciones habituales de agosto y septiembre» pero luego destaca que las reservas no aumentarán en igual magnitud dado que deben destinarse esos fondos también a las intervenciones en el mercado oficial de cambios.

Como mecanismo para que los productores del campo apuren las liquidaciones, la entidad que preside Miguel Pesce además redujo el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial lo que se sumó a la suba de tasas para los préstamos en pesos dispuesta hace una semana.

De esta manera, el BCRA está moviendo el dólar oficial a una tasa efectiva del 60% anual mientras que el costo del financiamiento en pesos ahora supera el 85 por ciento.

La mejor señal que podrían recibir los mercados y en definitiva el Banco Central es el ordenamiento rápido de las cuentas públicas. Más allá de reducir los aportes del BCRA al Tesoro y las expectativas de inflación, encarrilaría el acuerdo con el FMI y reduciría las brechas del dólar oficial con las vertientes blue, MEP y el «contado con liqui».

Pero hasta el momento, sólo hubo compromisos orales de cumplir con el objetivo de un rojo fiscal primario del 2,5% del PBI mientras que se dispuso un aumento del gasto público mediante el bono a jubilados. El anticipo del pago de Ganancias solicitado a grandes empresas presenta dudas sobre el monto total que se recaudará por esa vía.

Fuentes del BCRA aseguraron ayer que no estiman dificultades en las negociaciones con el FMI en septiembre por la meta de acumulación de reservas. Sí plantean que puede haber tensiones en lo que respecta a la alta brecha cambiaria, del orden del 115%.

Sería la primera vez que el organismo avala un programa con tan alta diferencia entre el cambio oficial y el informal. Lo mismo ocurre con la diferencia entre la meta acordada del rojo fiscal y el que se proyecta para el 2022. El camino por delante para sacar a la economía de la banquina es largo y sinuoso.



Últimas Noticias