El excepcional caso de una mujer que ha sobrevivido a 12 tumores abre una vía para curar el cáncer

Internacional - Noticias |


odo empezó a los dos años con el diagnóstico de un cáncer embrionario. Luego, a los 15, una encondromatosis y un carcinoma cervical. Y así hasta 12 tumores.

A los 20 años un adenoma pleomórfico en la glándula parótida; a los 21, un sarcoma de células fusiformes; a los 24, bocio multinodular; entre los 20 y 24 años varios nevi displásticos, un lipoma y un pilomatrixoma, y entre los 20 y 28 años varios adenomas y adenocarcinomas en colon y recto. Hasta ahora que, con 36 años no tiene ningún tumor activo.

Su excepcional vida protagoniza un estudio publicado en la revista «Science Advances». En menos de cuarenta años, la paciente ha desarrollado doce tumores, al menos cinco de ellos malignos. Cada uno ha sido de un tipo diferente y en una parte distinta del cuerpo. Además, presenta manchas en la piel, microcefalia y otras alteraciones.

«Todavía no entendemos cómo pudo haberse desarrollado durante la etapa embrionaria, ni cómo pudo haber superado todas estas patologías», reconoce el investigador Marcos Malumbres, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Para Malumbres resulta especialmente llamativo el hecho de que los cinco cánceres agresivos desarrollados por la paciente desaparecieran con relativa facilidad. La hipótesis es que «la producción constante de células alteradas ha generado una respuesta defensiva crónica frente a estas células, y eso ayuda a que los tumores desaparezcan. Pensamos que potenciar la respuesta inmune de otros pacientes les ayudaría a frenar el desarrollo tumoral».

En cualquier caso, reconoce a ABC Salud Carolina Villarroya-Beltri, primera autora del estudio, «el hecho de que esta persona haya sobrevivido al desarrollo embrionario y haya llegado a la edad de 36 años sigue siendo desconcertante y no tenemos una explicación».

Puestos a explicarlo, Villarroya considera que el hecho de que la resolución de los tumores haya sido favorable en todos los casos puede ser gracias a la combinación de varios efectos. En primer lugar, «la inestabilidad genómica que le producen sus mutaciones hace, en un principio, que tenga más predisposición a desarrollar cáncer, pero a largo plazo podría hacer que esos tumores acumulasen demasiadas mutaciones y no pudieran terminar de desarrollarse de forma tan efectiva».

En segundo lugar, continúa, «la activación constante del sistema inmune que observamos, en concreto la expansión de un subtipo de células T no canónicas, las gamma-delta, puede haber contribuido muy significativamente a la eliminación de estos tumores». Y, por último, «observamos también que se inducen unas proteínas mitocondriales, que se llaman humaninas, y que se ha visto que mejoran la viabilidad celular en distintos contextos, y la importancia que puedan tener en este tipo de casos resulta una hipótesis atractiva para seguir estudiando».

Para Malumbres, el descubrimiento de que el sistema inmunitario es capaz de desencadenar una respuesta defensiva frente a células con un número erróneo de cromosomas es, «uno de los aspectos más importantes de este estudio».

Entonces, ¿se puede entrenar el sistema inmune? Villarroya señala que «el estudio de las características especiales del sistema inmune de esta persona nos puede dar mucha información sobre nuevas formas de abordar la inmunoterapia contra el cáncer, como por ejemplo el papel que puedan tener las células T gamma-delta».

Cuando la paciente acudió por primera vez a la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO, se le tomó una muestra de sangre para secuenciar los genes implicados con mayor frecuencia en el cáncer hereditario, pero no se detectó ninguna alteración en los mismos.

A continuación, se analizó su genoma completo y se detectaron mutaciones en un gen llamado MAD1L. Este gen es esencial en el proceso de división y proliferación celular.

Los investigadores analizaron el efecto de las mutaciones detectadas y concluyeron que provocan alteraciones en el número de cromosomas de las células: todas las células del cuerpo humano tienen 23 pares de cromosomas.

En modelos animales, cuando hay mutaciones en ambas copias de este gen, cada una procedente de un padre, el embrión muere. Pero, para asombro de los investigadores, la persona en este caso presenta mutaciones en ambas copias y ha sobrevivido, viviendo una vida tan normal como se puede esperar de alguien que sufre de mala salud.

Nunca se ha descrito ningún caso como este
Según el entonces director de la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO y autor del estudio, Miguel Urioste, «académicamente no podemos hablar de un nuevo síndrome porque es la descripción de un único caso, pero biológicamente lo es».

«Se puede considerar un nuevo tipo de Síndrome de Aneuploidía en Mosaico Variegada (MVA), con una susceptibilidad tumoral sin precedentes para este tipo de síndromes», añade Villarroya.

Para estudiar a la paciente y familiares relacionados, varios de los cuales tienen mutaciones en el gen MAD1L1, pero solo en una de las copias, se empleó la tecnología de análisis unicelular.

Se trata de analizar los genes «de cada una de las células sanguíneas por separado», explica Villarroya. Al analizar miles de estas células por separado se puede estudiar qué le sucede a cada célula específica y cuáles son las consecuencias de estos cambios.

Así, el análisis de una sola célula reveló, entre otras anomalías, que la muestra de sangre contenía varios cientos de linfocitos cromosómicamente idénticos, por lo que provenían de una sola célula que proliferaba rápidamente.

Los linfocitos son células defensivas que atacan a invasores específicos; a veces, sin embargo, un linfocito prolifera demasiado y se disemina para formar un tumor. Ese es el proceso que en este trabajo estaría capturando el análisis unicelular: las primeras etapas de un cáncer.

Según Malumbres, el estudio abre «una forma de detectar células con potencial tumoral mucho antes de las pruebas clínicas y de diagnóstico por imagen, además de una forma novedosa de estimular la respuesta inmune frente a un proceso canceroso».



Últimas Noticias