El «playboy» italiano que inventó una bebida con alcauciles y hoy es boom de ventas en Argentina

Lecturas - Noticias |


Las generaciones más viejas lo tomaban como un digestivo y hoy se convirtió en una bebida de moda que forma parte de cualquier barra de tragos. El Cynar nació hace más de 70 años a partir de la inventiva de un empresario veneciano que también invirtió en autos eléctricos e inteligencia artificial mucho antes que cualquiera.

Angelo Dalle Molle nació en 1908 en Mestre, una localidad de Venecia, y cuando tenía 24 años se hizo cargo de la empresa licorera Pezziol junto a sus hermanos, Amadeo y Mario. Los tres lograron hacer crecer a la histórica compañía y pronto empezaron a desarrollar su propio portfolio de productos.

Experimentando con distintos botánicos, Dalle Molle descubrió una bebida cuyo elemento distintivo, además de otros 13 ingredientes, era un extracto de hojas de alcachofa. Se creía que esta planta, conocida como cynara scolymus, tenía propiedades digestivas y hepatoprotectoras. Tras varias pruebas finalmente presentó el Cynar en 1952.

EL PLAYBOY VISIONARIO
Varios blogs especializados mencionan que el Cynar es considerado una bebida afrodisíaca y algunos apoyan esta versión en la propia historia de Dalle Molle. «Era un auténtico playboy italiano», definió Matteo Zed en su libro «El gran libro de los amargos».

Por otro lado, Dalle Molle apostó por dar a conocer su producto a través de una fuerte inversión en publicidad. Esto lo logró con un spot televisivo en el cual se lo veía al actor Ernesto Calindri tomando una copa del aperitivo en medio del tránsito italiano. «Contra el desgaste de la vida moderna», mencionaba el slogan.

En 1976 Pezziol le vendió la fórmula de Cynar a la holandesa Bols y esta luego quedó en manos del grupo italiano Campari en 1995. Después de desprenderse de su creación, Dalle Molle se dedicó a financiar proyectos, desde un prototipo de auto eléctrico hasta un traductor automático y una investigación sobre criopreservación humana. El empresario murió en 2002 a los 94 años.

ALCAUCILES PLATENSES
«Estamos viendo si lo podemos producir completamente acá porque el extracto se trae de afuera» mencionó Nicolás Vilcinskas, director general de Campari Group Argentina, en diálogo con El Cronista en marzo pasado. Al principio el grupo importaba el producto por completo, pero a partir de 2012 empezó a realizar una parte del envasado en su planta en Capilla del Señor. Y fabricar Cynar en el país podría impulsar la industria de alcauciles cuyo principal foco de cosecha es La Plata.

Según un informe de la Dirección de Producción Agropecuaria, la capital bonaerense concentra un 51% de la superficie cosechada de alcauciles en la Argentina. Actualmente se calcula que hay cerca de 1750 hectáreas de cultivo de esta planta, las cuales en un 90% se dedican a su producción para consumo en fresco. En tanto, a nivel mundial, Italia se lleva el primer puesto con 367.000 toneladas de alcauciles producidos en 2020, de acuerdo a datos de FAO.

En Argentina existen alrededor de 175.000 hectáreas de alcauciles y la mitad se encuentran en La Plata.

Desde la compañía aseguran que las ventas del Cynar crecieron un 147% en 2021 versus 2019 y exhibieron un alza del 85% en comparación con el año anterior. «Cynar creció sobre el promedio. Incluso vemos que algunos consumidores de fernet se están pasando a Cynar», destacó Vilcinskas.

Uno de los últimos lanzamientos de la marca, cuyo objetivo es rejuvenecer su consumo y apelar a las nuevas generaciones, fue su versión más «alcohólica» pensada para el público nocturno. En 2017 la compañía presentó Cynar 70, con 35% de graduación alcohólica a diferencia del 16% que tiene su opción clásica.

Fuente: El Cronista



Últimas Noticias