Qué es la Legionella, la enfermedad que estaría detrás de las muertes por neumonía en Tucumán

Nacionales - Noticias |


Un brote de neumonía bilateral de origen desconocido preocupa a la provincia de Tucumán. La enfermedad ya causó tres muertes, todas en el centro médico Luz Médica de la capital provincial, y el Malbrán está analizando un total de seis casos.

Mientras crece la incertidumbre en Tucumán, una de las posibilidades que analizan especialistas del Malbrán es la Legionella o Enfermedad del Legionario, un tipo de grave de neumonía (infección de los pulmones) causada por la bacteria llamada Legionella.

Según confirmó el Ministerio de Salud de la Nación, ANLIS-Malbrán «recibió las muestras provenientes de Tucumán para llevar a cabo una ampliación diagnóstica de los seis casos de neumonía de origen desconocido».

El ministerio informó que «además, las autoridades sanitarias nacionales y provinciales están trabajando en conjunto para realizar la investigación del brote, lo que incluye el seguimiento de los contactos de los casos y acciones específicas de control en el centro de salud donde surgió el brote».

¿QUÉ ES LA LEGIONELLA O ENFERMEDAD DEL LEGIONARIO?
El Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias (NCIRD) explica que las bacterias Legionella pueden causar un tipo grave de neumonía (infección de los pulmones) llamado enfermedad del legionario. Y que estas bacterias, a su vez, pueden causar una enfermedad menos grave llamada fiebre de Pontiac.

Las bacterias Legionella se encuentran naturalmente en los ambientes de agua dulce, como lagos y arroyos, y pueden convertirse en una preocupación de salud cuando se multiplican y propagan en los sistemas de agua artificiales de los edificios.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA LEGIONELLA?

Los síntomas más comunes de la Legionella son muy similares a otros tipos de neumonía. Entre ellos se encuentran:

Tos
Dificultad para respirar
Fiebre
Dolores musculares
Dolores de cabeza
Diarrea
Náuseas
Confusión

¿CÓMO SE CONTAGIA LA LEGIONELLA?

Después de que las bacterias Legionella crecen y se multiplican en el sistema de agua de un edificio, el agua que las contiene puede dispersarse en forma de gotitas lo suficientemente pequeñas como para que las personas las inhalen. Las personas pueden contraer la enfermedad del legionario o la fiebre de Pontiac cuando inhalan las gotitas que contienen las bacterias.

Otra forma menos común en que las personas pueden enfermarse es aspirando agua potable que contenga bacterias Legionella. Esto pasa cuando el agua entra accidentalmente a los pulmones al beber. Entre las personas con mayor riesgo de aspirarlas se encuentran las que tienen dificultades para tragar.

Por lo general, la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac no se propagan de una persona a otra.

¿QUIÉNES SON LAS PERSONAS CON MAYOR RIESGO A LA LEGIONELLA?
La mayoría de las personas sanas que se exponen a las bacterias Legionella no se enferman. Quienes tienen mayor riesgo de enfermarse son:

Las personas de 50 años o mayores.
Los fumadores o exfumadores.
Las personas con enfermedad pulmonar crónica (como enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfisema).
Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado o toman medicamentos que lo debilitan (como después de un trasplante de órgano o por quimioterapia).
Las personas que tienen cáncer.
Las personas con enfermedades subyacentes (como diabetes, insuficiencia renal o insuficiencia hepática).

¿QUÉ SE SABE HASTA AHORA DE LOS CASOS SOSPECHOSOS EN TUCUMÁN?
Los casos de neumonía bilateral registrados en Tucumán corresponden a cinco trabajadores de la salud y una paciente del servicio de terapia intensiva de un sanatorio privado de San Miguel de Tucumán que iniciaron síntomas entre los días 18 y 22 de este mes.

Tres de los pacientes fallecieron: un médico de 68 años, un enfermero de 45 años y en las últimas horas, una paciente de 70 años. Además otras seis personas presentaron síntomas, cuatro de ellas en grave estado.

El ministro de Salud tucumano, Luis Medina Ruiz, indicó que en primer lugar se sospechó de COVID-19 e influenza, tanto gripe A como B, incluso hantavirus, sin embargo todas esas posibilidades fueron descartadas.

En ese sentido, el titular informó que se tratan de «cuadros respiratorios» en los cuales los síntomas más comunes fueron: fiebre, tos, disnea, falta de aire y un cuadro pseudogripal.

Si bien el sanatorio no fue cerrado, se decidió aislarlo preventivamente y de forma temporal. Al mismo tiempo restringieron el ingreso de cualquier nuevo paciente, las consultas internas y las visitas.



Últimas Noticias