jueves, 29 de febrero de 2024

El reciente informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) del 2023, titulado “Evolución de la Producción y el Consumo Mundial de Vino”, proporciona una exploración exhaustiva de las tendencias en el consumo de vino a nivel global, abarcando el periodo comprendido entre 2000 y 2021. Este análisis no solo arroja luz sobre las preferencias actuales en cuanto al consumo de vino tinto, blanco y rosado, sino que también permite examinar la evolución de estas tendencias a lo largo del tiempo.

Estados Unidos: diversificación en el consumo
Estados Unidos destaca como el principal consumidor de vino en 2021, representando el 14.1% del consumo mundial con un total de 33.1 millones de hectolitros. La distribución del consumo por tipo de vino revela una preferencia por el vino blanco (18.3 mhl), seguido por el tinto (11.5 mhl) y el rosado (3.2 mhl). Este país muestra un crecimiento destacado en el consumo de todas las variedades, con aumentos del 54.9% en vino tinto, 64.9% en blanco y 22.1% en rosado.

Italia: entre cambios y tradición
Italia, el mayor productor en 2021, también es un mercado significativo con un consumo total de 24.1 millones de hectolitros. Se observa una disminución notable del 30.6% en el consumo de vino tinto, mientras que el blanco y el rosado experimentan un crecimiento del 10% y 15.4%, respectivamente. Estos cambios reflejan una transformación en las preferencias de los consumidores italianos.

Francia: menos consumo de vino tinto
En Francia, el consumo total en 2021 fue de 23.2 millones de hectolitros. Se destaca una disminución significativa del 49.2% en el consumo de vino tinto, mientras que el consumo de vino blanco y rosado se mantiene relativamente estable. Esta tendencia apunta a un cambio estructural en los hábitos de consumo de vino en Francia.

Alemania: cierta estabilidad

El mercado alemán ha mantenido estabilidad en el volumen total de consumo. Sin embargo, se observa una disminución en la proporción del vino tinto y un ligero aumento en el consumo de vino blanco y rosado.

Reino Unido: Aumento generalizado en el consumo
En el Reino Unido, quinto en el ranking mundial, se ha registrado un aumento significativo en el consumo de todos los tipos de vino. Aunque el consumo de vino tinto ha aumentado, su proporción relativa ha disminuido en favor del vino blanco y, especialmente, del rosado.

China: amantes del vino tinto
El mercado chino se caracteriza por un consumo abrumadoramente orientado hacia el vino tinto, representando el 92% del total en 2021. Este porcentaje ha ido en aumento desde el año 2000, desplazando al vino blanco y rosado.

Rusia: evolución y diversificación
Rusia muestra una tendencia ascendente en el consumo de todos los tipos de vino. Interesantemente, el vino blanco ha ganado popularidad, incrementando su proporción en detrimento del vino tinto.

España: caída del consumo
En España, se observa una tendencia descendente en el consumo de vinos de todas las variedades. No obstante, ha habido un cambio en la proporción relativa, incrementándose ligeramente la preferencia por el vino tinto en detrimento del rosado.

Argentina: cambios en los patrones de consumo
En Argentina, se ha registrado una disminución notable en el consumo de vino en todas sus variedades. Sin embargo, el vino tinto ha aumentado su proporción significativamente, mientras que el blanco ha disminuido su presencia en el mercado.

Australia: crecimiento sostenido
Australia muestra una tendencia de crecimiento constante en el consumo de vino de todas las variedades hasta 2010, seguido de una estabilización. Las proporciones relativas de consumo entre los diferentes tipos de vino han permanecido estables a lo largo de los años.

Este estudio detallado proporciona una visión completa de las dinámicas cambiantes en el consumo mundial de vino, destacando la diversidad de preferencias en diferentes países y cómo estas han evolucionado en las últimas dos décadas.

Compartir.

Dejar un comentario