Fuerzas Armadas: aumento salarial, bono especial y compra de equipamiento a fin de año

Nacionales - Noticias |


El presidente Alberto Fernández en la cena de camaradería donde anunció la jerarquización salarial de las FF.AA

Las Fuerzas Armadas recibirán una importante inyección de nuevos fondos en materia salarial en los próximos meses: al incremento determinado por decreto en función de una jerarquización de sueldos se le sumaría un bono de 30.000 pesos para fin de año más un 10% de aumento salarial definido por paritarias.

Según revelaron a El Cronista fuentes calificadas del Ministerio de Defensa, el ministro Jorge Taiana ya tiene definido un aumento salarial dispuesto por decreto para equiparar el sueldo de los militares con el de las fuerzas de seguridad. Esto se empezará a pagar en febrero próximo.

Se trata de un instrumento que fijó el presidente Alberto Fernández para evitar que queden rezagados los salarios militares respecto de la Gendarmería, Prefectura o la Policía Federal.

El ministro de Economía, Sergio Massa había anunciado que el programa de jerarquización salarial de los militares «se llevará adelante a lo largo de los 12 meses (del 2023) y es un reclamo que se venían dando y estamos cumpliendo en el presupuesto 2023», dijo. Luego fue refrendado por el Presidente en la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas.

Por otra parte, el Gobierno estaría en condiciones de pagar para fin de año el bono para estatales de 30.000 pesos y junto a ello se abonará también el incremento salarial del 10% que fijó la paritaria para las Fuerzas Armadas.

El alcance de un bono para estatales fue parte del análisis que hizo ayer el presidente Alberto Fernández en una reunión que mantuvo con el ministro Massa. Este es un tema que aún no está completamente cerrado aunque en el Ministerio de Defensa confían que se va a poder resolver para pagar ese bono a fin de año.

También el ministro de Economía anunció que en el proyecto de presupuesto 2023 se prevé la continuidad del Fondo para la Defensa (FONDEF) que es para el reequipamiento de las fuerzas y está previsto por ley en un 0,8% del PBI global del Estado. Para el presupuesto del año próximo este fondo contemplaría en términos reales unos 160.000 millones de pesos.

COMPRAR DE EQUIPAMIENTO
En este caso, con el FONDEF se definió un esquema de compra de equipamiento militar para los próximos meses del 2023.

Por lo pronto, la semana que viene se iniciará la licitación para la adquisición de nuevos helicópteros livianos para la Armada. La idea es que estos helicópteros operen desde los patrulleros OPV 87/90 para el patrullaje del Atlántico Sur.

Los helicópteros livianos tienen capacidad para ser embarcados en los nuevos patrulleros de la Armada Argentina y cuentan con capacidad tecnológica para llevar adelante misiones de Búsqueda y Rescate en alta mar (SAR – Search and Rescue, por sus siglas en inglés), como también con capacidad de transporte de carga.

Estos aviones de Estados Unidos servirán para tareas rescate y búsqueda SAR en el Atlántico Sur y en la Antártida. Los cuatrimotores P-3 Orion no reemplazarán a los Hércules en las funciones de abastecimiento de la Antártida aunque servirán de importante apoyo logístico para las bases militares en el Sur.

También está contemplada la compra de municiones para todas las guarniciones militares. No se dio a conocer la cantidad por razones de seguridad de Estado. Pero según pudo saber El Cronista, se prevé que el 85% de estas municiones sean de Fabricaciones Militares argentinas y el resto se comprarán al exterior.

A la vez, hace 15 días llegaron al puerto de Bahía Blanca los misiles de corto alcance que compró Defensa para cubrir el sistema de defensa antiaéreo. Estos misiles provienen de Suecia y forma parte de un importante arsenal para la defensa de la Argentina.

A la vez, ya se adquirieron dos helicópteros Sikorsky SH-3 Sea King que es una aeronave bimotor polivalente y está destinado principalmente a la guerra antisubmarina. Estos son fabricados por la compañía estadounidense Sikorsky Aircraft y han estado en servicio con la Armada de los Estados Unidos y en otras fuerzas desde principios de los ’60.

Por otra parte, Taiana confirmó que avanzan los estudios de la compra de aviones caza supersónicos. Ya entablaron conversaciones por la eventual compra de los F16 de Estados Unidos, los JF17 de China, los FA-50 de Corea del Sur o de la India los Tejas Hal.

Por otro lado, en el plan de modernización de equipamiento militar también se reincorporaron patrulleros Oceánicos Multipropósito (OPV). Este año se recibió la tercera unidad, el «ARA Storni», y la cuarta, «ARA Cordero», ya se botó en el astillero Francés. La fabricación del IA100 Malvina se hace en FADEA con la idea de que en 2023 este prototipo ya esté listo.



Últimas Noticias