sábado, 22 de junio de 2024

Las distintas consultoras concuerdan en que la inflación de enero fue menor a la de diciembre, con fuerte influencia del efecto arrastre de la devaluación de más del 50%: más desaceleración en las últimas semanas.

Tras una inflación récord del 25,5% para diciembre, se espera que el índice de enero sea menor. Aunque igualmente alto y nocivo para el poder adquisitivo de los trabajadores que a diario pierden contra la suba de precios, el primer mes del año podría marcar el inicio de un camino descendente para el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Según las proyecciones de las consultoras, la inflación del mes pasado rozaría el 20%, con una caída de entre 5 y 6 puntos respecto del último índice.

Así, tal como calcularon los especialistas en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), diciembre podría haber sido el mes con la inflación más alta de la era Milei: el último informe considera que en enero ya comenzó el descenso del IPC para 2024, algo que parecen confirmar los análisis de las consultoras.

Del último informe se desprende que el mercado cree que “el riesgo de hiperinflación” del que habla el Gobierno por lo pronto será evitado y que, mes a mes, la inflación del 2024 irá bajando respecto del 25,5% de diciembre.

Pese a la caída de enero, igualmente se trata de un IPC alto que lastima el ya golpeado poder adquisitivo y refleja el efecto arrastre de la devaluación de más del 50% dispuesta en diciembre por el ministro de Economía, Luis Caputo, y de la liberación de precios regulados.

La suba de precios minoristas de enero fue motorizada principalmente por los rubros de esparcimiento, transporte y salud, por la temporada de verano, aumentos en el transporte público y los combustibles, y subas de prepagas, respectivamente.

En contraste, las consultoras observaron un mes más “tranquilo” para alimentos y bebidas, uno de los rubros más calientes del 2023, período en el que estos subieron casi un 40% por encima del promedio: ¿De cuánto fue la inflación de enero 2024?

Inflación de enero 2024: de cuanto fue, según las consultoras
Las principales consultoras concuerdan en que la inflación del mes pasado fue inferior a la de diciembre, mes en el que la devaluación, la liberación de precios regulados y la incertidumbre por el cambio de Gobierno dispararon el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC.

Sin embargo, también se advierte por las actualizaciones que aún quedan pendientes: servicios públicos como la luz, el gas o el agua, cuya evolución está atada a audiencias públicas, aún no sufrieron el ajuste, por lo que se espera que esto impacte ya sea en la inflación del corriente mes o del próximo.

Según C&T, la inflación de enero fue “muy alta, pero por debajo de lo esperado”, con un 19,6% de aumento para la región del Gran Buenos Aires, dato que contrasta con el 25% de inflación proyectada para el mismo mes por el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado en diciembre y publicado hace unas dos semanas.

Esto parecería reafirmar la incipiente tendencia a la desaceleración de la suba de precios: en la última semana de enero, la inflación en alimentos fue un 2,4% menor respecto a la semana previa y, mientras que el número total del mes cerró en torno al 20%, alimentos y bebidas alcanzó un 17,8% de suba.

Por su parte, la consultora de la economista Marina Dal Poggetto, EcoGo, calculó un 18,6% de inflación para las primeras cuatro semanas de enero, con corte al pasado viernes 26.

En las últimas semanas de enero comenzó a reducirse el efecto arrastre de los aumentos de diciembre.

EcoGo concuerda con sus pares sobre la existencia de una suba menor a la esperada en alimentos y bebidas, especialmente para las últimas semanas de enero, cuando comenzó a reducirse el efecto arrastre de los fuertes aumentos del rubro en diciembre.

Por su parte, la Fundación de Investigaciones Económicas (FIEL) calcula que las subas totales del mes pasado rondaron en torno al 21%, mientras que Orlando J. Ferreres & Asociados espera alrededor de un 18%, aunque sin considerar aún los resultados de los últimos días del mes.

Inflación 2024: cuándo podría empezar un camino a la baja
Para la inflación del mes pasado, los analistas proyectan una leve desaceleración que, tal como señala la consultora C&T, es una tendencia que “empezó la última semana de diciembre y se mantuvo a lo largo del mes”.

Este camino, según los analistas del REM, parecería ser de reducción continua. A partir de febrero, según indican los analistas consultados, este se profundizaría aún más.

En línea con esta tendencia, recién a mediados del 2024 el IPC volvería a marcar un dígito mensual ya que, para junio, los especialistas del REM esperan una suba generalizada de precios del 8,3%.

En general, los analistas creen que el 2024 cerrará con una suba de precios total del 213%, solo dos puntos por encima del 2023. En detalle, para los próximos seis meses el mercado proyecta que la inflación marcará el siguiente trayecto descendiente respecto del 25,5% de diciembre 2023:

Enero: menos del 20%
Febrero: 18,2%
Marzo: 15%
Abril: 12%
Mayo: 10%
Junio: 8,3%
Total del 2024: 213%
Así, por lo pronto, se descartaría el “riesgo de hiperinflación” del que habla el Gobierno y el cual, según sus declaraciones, están intentando evitar.

Fuente: El Cronista

Compartir.

Dejar un comentario