sábado, 20 de julio de 2024

El intendente de Lago Puelo, Iván Fernández, denunciará a su antecesor, Augusto Sánchez, por no rendir a Nación $140 millones que habían sido enviados para asistir a las víctimas de los incendios forestales de esa localidad en 2021.

“Hay $ 140 millones de pesos que no se han podido rendir de los fondos que llegaron de Nación para los damnificados del incendio de hace 3 años, hoy la Nación está intimando al municipio a devolver ese dinero, imagínense que nuestra coparticipación tiene un promedio aproximadamente de 60 millones de pesos por mes, son casi 3 coparticipaciones que necesitamos para poder devolver ese dinero, por eso a mí no me gusta judicializar la política,  pero en estos casos vamos a denunciar porque son cosas que es la plata primero de los damnificados y segundo de los vecinos de Lago Puelo”, afirmó Fernández.

El intendente recordó que “Nación bajó aproximadamente $ 250 millones al Municipio para asistir a las víctimas y $140 millones de pesos no lo pudieron rendir porque nadie sabe qué se hizo con ese dinero. Y la Nación nos está diciendo que justifiquemos el gasto y devolvamos los fondos así que estamos estudiando las rendiciones que se hicieron y vamos a realizar las denuncias correspondientes por el faltante de plata

Cabe recordar que en julio de 2021 el partido vecinal Crecer denunció a Sánchez por presunto incumplimiento de deberes de funcionario público y malversación de fondos enviados por Nación. Por esta causa, el fiscal Carlos Díaz Mayer realizó varios allanamientos en el municipio y en comercios de la zona.

“Lago Puelo es tierra arrasada, sinceramente es un municipio está devastado, en todo sentido, no solamente patrimonialmente, donde no tenemos vehículos, de los tres o cuatro camiones que había sólo funciona uno, de tres moto niveladoras que en su momento dejamos nosotros cuando nos fuimos en 2015, más una que se compró después, ninguna funciona. El resto de las máquinas tampoco”, detalló Fernández.

Robo de bombas

El intendente indicó que “en Cerro Radal hay una perforación donde lleva una bomba que se había roto hace algún tiempo y compraron la bomba nueva, que la dejaron teóricamente en el corralón municipal pero cuando la fueron a colocarla desapareció”. Y agregó: “Hoy estamos con 60 o 70 familias que no tienen el sistema de agua como corresponde y están siendo abasteciendo con camiones para poder brindar un servicio de agua”.

Fernández detalló que “la bomba nueva llegó al corralón, mide aproximadamente 3 metros y debe pesar como mínimo 150 kilos, no es algo chiquito pero desapareció. Hicimos las denuncias como corresponden y que se investigue dónde fue a parar esa bomba”.

“Encima con la complicación de los precios, porque la realidad es que una bomba sumergible de agua hoy vale entre 14 y 16 millones de pesos, pero no se consiguen y el que tiene no te la quiere vender porque todavía no tiene el precio definitivo de las cosas”, reconoció Fernández.

No es la primera vez que desaparecen bienes públicos durante la gestión de Augusto Sánchez, hace un tiempito el entonces viceintendente, Alejandro Márquez y el director de Deportes entregaron materiales del gimnasio municipales a un miembro de una cooperativa y luego dijeron que “olvidaron la puerta del zoom abierta” y las cosas desaparecieron.

Compartir.

Dejar un comentario