jueves, 5 de octubre de 2023

La vocera de Jubilados Provinciales, Rosita Contreras, denunció la situación que padecen los jubilados provinciales del sector salud, a quienes el Instituto de Seguridad Social y Seguros se niega a abonar el aumento correspondiente a las horas guardias. “Hay un mal mayor, que es el gobierno y males intermedios como la conducción del directorio del ISSYS”, expresó.

“A partir de febrero los activos de salud recibieron un aumento del 70% en las horas guardias y el Instituto le niega a dar ese aumento a los jubilados que hicieron guardia cuando eran activos, es mucha plata y compañeros de salud han viajado con mucho esfuerzo, se fundamentó legalmente, nos dan la razón, pero por vagancia no lo hacen porque tienen que abrir 2.300 expedientes, mirar quién hizo guardia, quién no la hizo, qué porcentaje es y luego aplicar el aumento. Hay un directorio que si está convencido de que el asunto es así porque legales se lo está diciendo, lo tiene que ejecutar, acá la cuestión es no querer hacer el trabajo”, pronunció Contreras.

“Un compañero de salud de Puerto Madryn, fue al instituto a pedir su certificación de servicio y le dijeron que ´acá no hay nada´, cómo no lo vas a tener en el legajo, sino no podés jubilar a esta persona, por supuesto vas a los hospitales y en los hospitales te dan las certificaciones, pero es gravísimo el desorden y la desidia del Instituto”, agregó.

Por otro lado, a raíz de la última propuesta salarial que realizó el gobierno al sector docente, la cual fue aceptada por algunos gremios, la vocera de Jubilados Provinciales expresó que “después de insistir  durante años, los compañeros activos han logrado al menos en propuesta, que nos blanqueen el ítem recursos materiales, para nosotros eso sería lo importante porque del  15,5%, ahora se fue a un 16,5% del básico, que no lo cobrábamos, que no lo cobraban los activos en jubilación ni  en SAC y ahora empezaríamos  a cobrar”.

“Tenemos cuestiones encontradas, no siempre respetamos lo que deciden los activos, la aceptación o rechazo depende de ellos porque son los que pone el cuerpo, sí nos duele cuando acusan a los docentes activos de vagos, eso nos duele horrores”, indicó.

Por último, se refirió a la situación edilicia de las escuelas y sostuvo que “en Esquel estamos con temperaturas bajo cero después de un temporal de agua y están suspendidas las actividades en una escuela porque Camuzzi tuvo que quitar el medidor porque tenía pérdidas, estamos en pleno invierno y esto no es una cuestión de un problemita de hoy, son años de desinversión y lo mismo pasa con el salario”, finalizó la docente jubilada.

Compartir.

Dejar un comentario