sábado, 20 de julio de 2024

Ya entrada la segunda parte del año y luego de la devaluación, las estimaciones acerca de la inflación de la Argentina para el 2024 no son para nada alentadoras. Todo lo contrario: la cifra podría alcanzar un récord.

De darse el panorama que estimó la consultora Focus Economics, el país se ubicaría primero en el ranking de inflación en la región, por encima de Venezuela.

La firma difundió este martes un reporte enfocado en distintas variables macroeconómicas de los países de América Latina, y proyectó que los precios subirán un 130% en la Argentina el año que viene, mientras que para Venezuela estiman que lo harán un 128%.

Qué sucederá con la inflación en 2024 en Latinoamérica

De acuerdo con la consultora, el año que viene se mantendrá la tendencia a la baja en general en los precios. “En la mayoría de los países, con la notable excepción de la Argentina, donde habrá traslado a precios por la devaluación de un peso que continúa caída libre”, especificaron.

De confirmarse esto, la inflación en el país pasaría del 116% en 2023 a 130% en 2024. En contraposición, en Venezuela descendería de 291% a 128%.

“Nuestro consenso es que la inflación promediará este año (2023) un nivel más bajo que el anterior en prácticamente todos los países, gracias a una caída en los precios internacionales de las materias primas, la normalización de las cadenas de suministro y una demanda interna más moderada”, especifica el documento.

El material se basó en las proyecciones de más de 50 entidades financieras y consultoras económicas. Sin embargo, diferencia el caso de algunos países que, “se opondrán” a la tendencia. “Se pronostica que la Argentina, Colombia, Haití y Venezuela registren un aumento inflación este año respecto a 2022, sostiene.

Incluso, señala a la de Argentina como la economía “con peor desempeño de América Latina este año y el próximo, afectada por controles de divisas, una inflación desbocada, políticas económicas ineficaces, la sequía y altísimas tasas de interés”.

Además, en promedio, espera una retracción del 0,3% del PBI en 2024 tras una caída del 2,5% este año.

Como un aspecto positivo, destaca una “mayor llegada de turistas y el aumento de la producción energética de Vaca Muerta”, que brindarán “algún apoyo” en el mediano plazo.

Fuente: El Cronista

Compartir.

Dejar un comentario