Locura por una entrada para Argentina-México: el valor aumentó por la urgencia de la Selección

Deportes - Noticias |


A horas del cruce con México este sábado, de nuevo en el Lusail, la locura por una entrada para ver a la Selección Argentina en Doha es muy grande. Los precios en reventa no bajan a pesar de estar a pocas horas del encuentro y nadie se lo quiere perder.

La derrota inesperadísima de Argentina contra Arabia Saudita cambió la situación con respecto a las entradas entre los hinchas argentinos. A pesar de que el encuentro con México era el más solicitado en tickets por los fanáticos albicelestes, que exista la posibilidad de que el partido del próximo sábado sea el último con chances de la Selección, hizo que todos los argentinos -sin entrada- que viajaron a Doha estén desesperados por un ticket.

Agradecidos los revendedores, que vinieron a hacer negocio a Qatar, a costa de los hinchas, y los precios por una entrada para Argentina-México, el próximo sábado en el Lusail, no bajan de los 700 dólares.

Son pocos los que se animan a ofertar 500 o 600, e inclusive se escuchan ofertas entre argentinos de 900 o más. Algunos hinchas mexicanos van un poco más arriba, ya que cuentan con mejor situación económica que la del argentino, y llegaron a revelar que pagaron 1500 por una entrada para el partido que ya se convirtió en una verdadera final.

Contra Arabia Saudita, los precios también oscilaban esos números pero al quedar pocos días para el encuentro comenzaron a bajar considerablemente. En esta ocasión, por ahora no está ocurriendo lo mismo, ya que para el argentino y el mexicano es un partido trascendental, y con grandes posibilidades para uno de los dos, de ser el último con chances de seguir en carrera en el Mundial.

La situación para los bolsillos de los argentinos se agrava por el rival. México es de las tres selecciones con más personas en Qatar, por ende, la competencia por esa entrada para los hinchas argentinos es demasiado grande.

El hincha argentino no solo sufrió el grave traspié del Seleccionado y la amargura por ponerse un poco en duda esa gran confianza que tenía en la Scaloneta, sino que también ahora sufre su bolsillo. La urgencia convirtió a este partido impagable, poniéndolo en un precio de casi 200 mil pesos o más.



Últimas Noticias