miércoles, 29 de mayo de 2024

Luego del  desmoronamiento de una parte de la Ruta Nacional N° 3, cerca del Cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia, ocurrido este miércoles por la mañana, el geólogo Higinio Cambra expresó que el gobierno provincial “subestima el problema geológico que hay allí”, y propone paliativos y no soluciones de fondo.

“Esto es un problema de larga data, hace aproximadamente 20 años o un poco más una empresa japonesa quiso aplanar el Cerro Chenque para  que esté habilitada la ruta permanentemente,  eso necesitaba una serie de arreglos con la parte del Puerto, la parte civil de Comodoro y la contrapropuesta era que todos los terrenos que se bajaban iban a parar hacia el mar. Los japoneses se cobraban con los terrenos que iban a adquirir, con esas tierras ganadas al mar producto de la tierra que se sacaba del Cheque pero  no cuajó porque hubo gente que no quiso,  no vio que era positivo y se dejó de lado”, recordó.

“Después vino el ingeniero Huberman, de acá de la Universidad de la Patagonia junto a otros  ingenieros más e hicieron un proyecto para hacer un viaducto desde el Puerto de Comodoro hasta el kilómetro 3 o kilómetro 5, era un  tendido separado de la parte continental, tenían los fondos adquiridos, creo que fue en la época del 80 y pico o 90 , pero también hubo gente que se opuso a eso, con el tiempo se fue dilatando y quedó en el archivo, no se aprovechó esa segunda oportunidad”, afirmó el geólogo.

Cambra indicó que durate todos estos años “hubo  varios derrumbes y se arreglaron, pero si no se buscan soluciones de fondo, el problema va a seguir existiendo”.

“El  Chenque no es un problema superficial, sino que es estructural, es decir, producto del comportamiento de las capas geológicas que se encuentran en esta zona petrolera, fallas naturales. Ese comportamiento se reproduce en la parte superior, es decir, en la superficie, sumado también el comportamiento de la ladera del Chenque, que producto de la construcción de la ruta y todas esas cosas, las ponen en constante desequilibrio”, explicó.

“Cuando hay desmorono es producto de dos factores, por un lado que no están equilibradas las laderas y por otro, el problema es el que está a mucha profundidad y que es producto de los movimientos de las fallas que están dentro de las cuencas del Golfo San Jorge y eso no se soluciona, es decir, es producto de la naturaleza”, culminó el especialista.

 

Compartir.

Dejar un comentario