Ofrece $ 2 millones por no ir a juicio por un accidente fatal

Noticias - policial |


Estaba todo preparado para que comenzara el juicio por la muerte de Marcos Villagra, sucedida en 2020 en Puerto Madryn, pero la defensa técnica de Juan Peyla, acusado de homicidio culposo, elevó un pedido de suspensión de juicio a prueba y por ese motivo se tuvo que posponer el inicio del debate que llevará adelante la jueza Karina Breckle. La resolución se conocerá el próximo viernes al mediodía, pero la defensa adelantó que impugnará el fallo en caso que rechace su planteo.

La decisión generó polémica. “Es legal, pero se debería modificar el Código Procesal Penal para que estos pedidos solamente sean efectuados hasta la audiencia preliminar”, reclamó el fiscal jefe Alex Williams.

Actualmente el pedido se puede efectuar incluso el mismo día del comienzo del debate, por lo cual analizó que debería modificarse la posibilidad del plazo de presentación.

El funcionario manifestó que la defensa de Peyla está utilizando un recurso previsto en la ley y que es lógico que no comience el juicio hasta que ello no se resuelva. “No puede comenzar ehasta que no se resuelva si corresponde otorgar o rechazarla, porque se llegaría al sinsentido de que se realice un juicio cuyo pedido de suspensión luego se otorgó. Sería un dispendio de actividad judicial”, calificó.

El abogado particular de Peyla, Jorge Rubiolo, incluyó suspender el juicio durante tres años mientras el acusado cumple pautas de conducta y ofreció 2 millones de pesos como reparación. “Se puede aplicar a penas superiores a tres años siempre y cuando la pena sea susceptible de ser ejecutada condicionalmente. Es un delito culposo y si bien los acusadores lo califican como agravado, el delito debe ser caratulado como simple”.

“Nos apena el accidente que ocurrió y que nos puede pasar a todos, nadie está exento, sabemos el pesar que la familia lleva consigo, pero no deja de ser un accidente de tránsito y ofrecemos dos millones de pesos como reparación, más la auto inhabilitación para conducir por el término de 5 años”, afirmó Rubiolo.

Los padres de Marcos Villagra hablaron ante la jueza Breckle y manifestaron su oposición a la suspensión del juicio a prueba a la vez que indicaron que era un pedido que se debería haber realizado con anterioridad.

“Me parece una falta de respeto, si bien la ley lo ampara, esto se podría haber solicitado antes y no esperar esta instancia. Es doloroso como familia tener que sobrellevar esto”, dijo Karina, mamá de Villagra.
“Es doloroso que vengan y te quieran ofrecer una reparación económica como si lo que te hubieran roto es un electrodoméstico. Duele muchísimo. Creo que se cometió un delito y que se trate como tal dentro del marco legal que se tiene que tratar”.

“Es muy duro tener que estar todos los días esperando que llegue esto para cerrar una etapa y poder hacer un duelo. Y si los derechos de mi hijo no cuentan, que cuenten los derechos de los padres, porque nos destruyeron la vida y corresponde preguntarle: ¿Qué precio tienen la vida de sus hijos a la persona imputada? ¿si sus hijos tienen precio? ¿Y que le hace creer que el mío sí? Necesitamos que se pueda hacer un juicio, lo necesitamos como familia y como sociedad”, afirmó Karina, la mamá de Marcos.

Seguidamente, habló el papá: “Necesitamos justicia, ser escuchados como víctimas. Hemos perdido algo inconmensurable, algo que no tiene precio, que no tiene valor, y es doloroso”, informó un parte de la Fiscalía.

La jueza Karina Breckle se tomará el plazo legal para resolver y notificará su resolución el próximo viernes al mediodía. “Le agradezco la fortaleza de haber estado aquí” sostuvo la magistrada.



Últimas Noticias