Plantas autóctonas: «Espina de pescado», una especie que embellece el paisaje

Noticias - Regional |


Las flores de la espina de pescado son muy características, y aportan mucha belleza a nuestros espacios verdes.

“Espina de pescado”. Así se conoce popularmente a esta especie, una de las autóctonas que repasaremos. En este caso, hablamos de un arbusto con ramas blanquecinas y espinosas, cuyas hojas son muy pequeñas y se encuentran divididas y a la vez amontonadas en la axila de las espinas. Esta especie es muy vistosa y posee una gran belleza, a tal punto que muchos la emplean en jardinería con fines ornamentales. Esto es, en parte, debido a sus llamativos frutos que poseen 4 alas similares al papel de color rosado.

Esta planta autóctona, de nombre científico “tetraglochin alatum”, pertenece a la familia de las Rosáceae y también se la conoce comúnmente como “Horizonte”, “Caulla” o “Kanlli”. El nombre “Tetraglochin” viene del griego “tessares” -que significa cuatro- y “glochin” -que significa punta de flecha-, aludiendo posiblemente a las alas o espinas del fruto. Por otro lado, “alatum” viene por las alas del fruto.

Como todas las semanas tratamos esta sección de la mano del ingeniero agrónomo Gustavo Manzor, que desde Choele Choel nos explica que se trata de una planta silvestre arbustiva muy vistosa y ornamental.

“Este arbusto, que puede llegar hasta 1 metro de altura, se destaca por ser muy espinoso, con ramas erectas y leñosas que nacen de un tronco muy corto”, sostuvo el especialista. Además, aclaró que “estas espinas se presentan algo arqueadas y formadas por el raquis de antiguas hojas que se han esclerosado, y en conjunto dan a la rama la forma de la columna vertebral de un pez”.

Según la descripción botánica, esta especie posee dos tipos de hojas. El experto relató que por un lado están “las que se encuentran en las axilas de los raquis espinosos, las cuales son lineares, de 1 centímetro de largo y se agrupan en fascículos, además son caducas. Y, por otro lado, las hojas que dan lugar a las espinas, las cuales están formadas por un raquis con pequeños foliolos que prontamente caen”.

Esta planta arbustiva tiene la particularidad de dar flores muy destacadas y llamativas. Se trata de flores muy simples, al igual que sus frutos.

Esta planta arbustiva tiene la particularidad de dar flores muy destacadas y llamativas. Al respecto, el profesional manifestó que “se trata de flores muy simples que nacen en la axila de las espinas, con cinco sépalos de color amarillo o verde. Las masculinas con estambres de color violeta y las femeninas con estigmas purpúreos”. Este arbusto también da un fruto muy llamativo, el cual está formado por cuatro alas grandes papiráceas de color blanco, amarillo, verde, rosa o rojo y el mismo mide entre 8 a 12 milímetros por 7 a 10 milímetros.

 

En cuanto a la distribución de esta planta autóctona, “es amplia y abarca desde Perú hasta Santa Cruz, entre los 0 a 4000 metros sobre el nivel del mar”, explicó el profesional. Respecto a su crecimiento, este arbusto se desarrolla en terrenos arenosos o pedregosos. “Se trata de una especie propia del monte xerófito”, sostuvo Manzor.
Usos

– En la medicina popular, en la cultura de pueblos originarios, las mujeres lo utilizaban después del parto y los varones para tratamientos de la vejiga y el riñón.

– Utilizada también como planta diurética y vendida en las herboristerías.

– Es una planta levemente forrajera.

 

Fuente: El diario de Río Negro

 



Últimas Noticias