jueves, 22 de febrero de 2024

Las dos audiencias públicas para definir el precio de la tarifa de luz y del transporte eléctrico dejaron un crudo diagnóstico sobre el estado de todo el sistema, que se sumó a un fuerte pedido de aumento por parte de las empresas. El próximo paso será la definición de un nuevo cuadro tarifario «transitorio» que se aplicaría desde marzo, hasta que se oficialice la Revisión Tarifaria Integral (RTI).

En la audiencia del viernes pasado, el secretario de Energía de Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo, aseguró que el sistema eléctrico se encuentra «al borde del colapso». «Como la tarifa no refleja el costo eficiente del suministro, nos pone al borde de quedarnos sin luz producto de decisiones incorrectas de gestiones anteriores«, argumentó el titular de la cartera.

Durante la audiencia de anteayer, la subsecretaria de Planeamiento Energético, Mariela Beljansky, amplió las declaraciones de Chirillo y brindó detalles del estado del sistema de transporte.

“La saturación de los principales corredores de transporte le restó margen de maniobra al despacho de generación térmica, recurriéndose a generación ineficiente, ya sea por su tecnología o costos. La falta de planificación llevó a no tener respaldo del sistema”, señaló.

«El trasporte eléctrico en un país tan extenso como Argentina se vuelve aún más prioritario y debe acompañar toda la oferta de generación como el crecimiento de la demanda», expresó Beljansky

Y acusó: «Los planes de ampliación estuvieron políticamente direccionados a determinadas provincias sin seguir una lógica eficiente. Las instalaciones alcanzaron el límite técnico en potencia de transformación y en potencia de cortocircuito».

Tarifa de luz: qué pidieron las empresas
En la primera audiencia pública que se realizó el viernes pasado, las empresas Edesur y Edenor pidieron a Nación aumentos de un promedio de 89% en las facturas para 8 de cada 10 de sus clientes (80%). Para usuarios de Nivel I (mayores ingresos) sería del 47,1%; para los de Nivel II (ingresos bajos) del 147,9%; mientras que para los de Nivel III (ingresos medios) del 128,2%.

Vale recordar que sólo las distribuidoras de Buenos Aires, Edesur y Edenor, están bajo la órbita de concesión de Nación y por eso son las únicas que presentan propuestas en esta audiencia. Sin embargo, sirven de referencia para el resto del país, que se definen en cada jurisdicción.

89%
es el aumento promedio que solicitó Edesur y Edenor para 80% de sus clientes. Este valor sirve de referencia para el resto del país.

Y en la que se realizó anteayer, que fue para plantear ajustes en la tarifa de transporte eléctrico, estuvieron las empresas Transener, Transcomahue, Transba, Transco, Transpa, Transnea, Transnoa, Distrocuyo y el Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN).

Desde Transcomahue, la empresa que opera en Río Negro, se marcó que el sector recibió aumentos de 850% entre 2019 y 2023, mientras que «las variables macroeconómicas sufrieron aumentos por 1.800%», acorde al Índice de Precios Mayoristas publicado por el Indec.

Por Matías del Pozzi, para el Diario de Río Negro

Compartir.

Dejar un comentario