jueves, 22 de febrero de 2024

El operativo estará a cargo de funcionarios de Interpol y de efectivos de fuerzas de seguridad del vecino país. Un avión de Chile, que partirá del aeropuerto de Esquel, lo transportará para que termine de cumplir la condena que le impuso la Justicia chilena.

Facundo Jones Huala deberá cumplir los meses que le quedan de la condena que la Justicia del vecino país le impuso.

Llegó el final del extenso proceso de extradición del referente mapuche Facundo Jones Huala. Efectivos de Interpol de Chile, junto con agentes de la Policía de Investigaciones (PDI), tienen previsto trasladar este jueves por la mañana a Jones Huala a Chile, para que termine de cumplir la condena que le impuso la Justicia del vecino país.

Dijeron que las fuerzas de seguridad chilenas que lo custodiarán tuvieron que gestionar una autorización ante la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) para poder partir desde el aeropuerto de Esquel hacia Chile, porque esa terminal aérea no opera con vuelos internacionales. El horario de partida anunciado es a las 8.30.

Franquet informó que esta mañana de miércoles Jones Huala tuvo una videoconferencia con funcionarios de la Justicia de Chile y personal de la cárcel de Esquel, donde se encuentra detenido desde principios de febrero pasado, para coordinar el operativo.

Jones Huala recibirá esta jornada a familiares y amigos que lo visitarán en el unidad penitenciaria federal de Esquel para despedirlo.

Cuanto le falta cumplir de la condena
Soares que integra, junto con Franquet, la Asociación Gremial de Abogados de la República Argentina, explicó a este diario que Jones Huala debe cumplir 5 meses y 10 días de prisión de la pena que le impuso el tribunal que lo juzgó y condenó en Chile.

El dirigente mapuche, que reivindica la existencia de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), había manifestado que pretendía agotar la condena en una cárcel argentina, pero la Justicia chilena desestimó esa posibilidad.

El 21 de diciembre de 2018, los jueces de la Primera Sala No Inhabilitada del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia, Chile, condenó a Jones Huala a 6 años de prisión por haber sido uno de los autores de un incendio de propiedades en un fundo ubicado en la región de Los Ríos, Chile, y a 3 años y 1 día de prisión por la tenencia ilegal de arma de fuego de fabricación casera que la Brigada de Investigaciones de Chile halló a finales de enero de 2013 en un allanamiento en el domicilio donde Jones Huala pernoctaba en el vecino país.

La fuga hacia la Argentina
La condena comenzó a ejecutarse el 23 de abril de 2019. Un tribunal de Chile le concedió el 21 de enero de 2022 la libertad condicional, pero la Corte Suprema del vecino país revocó el 15 de febrero del 2022 ese beneficio, pero Jones Huala no compareció porque se había fugado hacia la Argentina. Por eso, la Justicia chilena decretó su rebeldía y libró la respectiva orden de detención.

El referente mapuche fue arrestado el 30 de enero del año pasado en un domicilio de El Bolsón. Después, fue trasladado al penal federal de Esquel donde se encuentra detenido y hasta la fecha.

Segundo proceso de extradición
Si este jueves se ejecuta su traslado, será la segunda ocasión que Jones Huala es extraditado a Chile por requerimiento de la Justicia de ese país.

A principios de 2018, el dirigente mapuche fue sometido al primer juicio de extradición. A principios de marzo de ese año, el juez Gustavo Villanueva, que subrogaba el juzgado federal de Bariloche, dictó una sentencia que admitió extraditarlo a Chile.

La sentencia fue confirmada en agosto del 2018 por la Corte Suprema y en septiembre de ese año lo llevaron al país transadino.

Tras su huida de Chile y su detención en El Bolsón, la Justicia chilena pidió que retorne para cumplir lo que le restaba de su condena.

Hace 11 meses que está detenido en Esquel
Por eso, a finales de julio pasado, volvió a enfrentar un juicio de extradición. Y por segunda ocasión, Villanueva dictó el 31 de julio del 2023 la sentencia que volvió a declarar procedente la extradición.

La defensa recurrió con un recurso extraordinario de apelación ante la Corte Suprema que el 14 de noviembre último confirmó el fallo de Villanueva.

El 7 de diciembre pasado, el expresidente Alberto Fernández firmó la resolución que autoriza la extradición a Chile. Jones Huala inició huelgas de hambre y seca y estuvo algunos días internado en el hospital de Esquel, pero se recuperó y Villanueva ordenó una revisión médica que dictaminó que estaba en condiciones de salud de ser trasladado.

Si este jueves por la mañana Jones Huala sube al avión rumbo a Chile, el segundo proceso de extradición habrá finalizado.

Fuente: Diario de Río Negro

Compartir.

Dejar un comentario