sábado, 22 de junio de 2024

La gerente general del IPV, Ivana Papaianni, junto a varios dirigentes del organismo y de la empresa Sudelco fueron denunciados penalmente este lunes por vecinos del barrio 95 viviendas de Rawson por “negligencias y falta de los deberes de funcionarios públicos”.

Las viviendas fueron entregadas el pasado 3 de abril y desde entonces los adjudicatarios padecieron innumerables problemas estructurales.
Una de las vecinas autoconvocada detalló que “la denuncia penal va dirigida a la titular del Instituto Provincial de la Vivienda, Ivana Papaianni, a Paula Cañada, a Ignacio Odriozola de la Dirección de Construcción y a Guillermo Andrés Marino, director de Control y Ejecución de Operatoria y a toda la personería jurídica de la empresa constructora Sudelco”.

Además afirmó que “denunciamos penalmente a los responsables de las negligencias y su falta grave al deber de funcionario público, por no controlar y verificar como corresponden las obras bajo su tutela, y a los responsables de ejecutarlas atentando contra la vida y seguridad de las familias adjudicatarias ante este sistema, violando nuestros derechos de una vivienda digna habitable y segura para nuestras familias”.
“Dejamos asentado en la denuncia la falta de los pliegos estipulados en la licitación, evidenciando un desvío en los parámetros que debían respetar ya que hay elementos mencionados en la licitación que no existen en las casas en cuestión y otras no cumplen con lo estipulado en la licitación de estas obras”, agregó.

Asimismo expresó que “pedimos al Ministerio que interceda para que investigue las conductas fraudulentas de los agentes integrantes del IPV por ir en contra de la Ley Ética Pública y negligencia por su falta de deber y responsabilidad de supervisión y control de las obras en el barrio 95 viviendas”, indicó esta vecina que se encontraba junto a sus pares en el edificio del Ministerio Publico Fiscal, donde se efectivizó la denuncia.

Más testimonios
La empresa Suldelco fue contratada por el IPV para la construcción de 71 viviendas, las cuales desde el momento de su ocupación presentaron problemas estructurales que, según los vecinos, ponen en riesgo la vida de las personas que allí residen.

Daniel, uno de los vecinos denunciantes, expresó en FM Capital que “lo único que queremos es pagar una vivienda digna porque tenemos a nuestros hijos viviendo en esas casas y ya llevamos dos meses aproximadamente y se rompieron las paredes, se nos caen los caloramas, se quebraron los pisos en alguna de las casas, eso quiere decir que las casas no están bien hechas”.

“Tanto Sudelco como los inspectores del IPV abarataron costos y nadie se quiere hacer cargo, Papaianni nos dice que supuestamente nunca supo cómo estaban hechas las casas, que los inspectores nunca vinieron y nos están pateando la pelota, nos cansamos de esto porque hace 60 días que no podemos dormir tranquilos, no podemos dejar las casas solas, nos están tomando el pelo”, afirmó el vecino.

Por último, expresó que “estamos cansados de que Papaianni nos prometa cosas, nos prometen soluciones y cada vez se incrementan los problemas, pasan los días y las casas una vez que están habitadas tienen movimientos y cada vez se sienten más las fallas, nos cansamos de pedir por favor a Papaianni para que solucione esto y que nos tomen por ingenuos que no sabemos del tema, ella nos toma como personas que no sabemos nada, que estamos haciendo las cosas agrede, que rompemos las paredes a propósito”, relamó Daniel.

Compartir.

Dejar un comentario