sábado, 20 de julio de 2024

El nuevo Hospital de Las Plumas es un claro ejemplo más de las falsas promesas del gobernador, Mariano Arcioni, sobre obras que va a terminar y nunca se concretan. En principio, el nosocomio iba a terminarse en febrero del año pasado, luego prometieron que se inauguraría en julio de 2022 y a comienzos de 2023 juraron que sería en marzo/ abril de este año. Promediando la fecha indicada por el gobierno y con la obra totalmente parada,  el personal se prepara para pasar otro invierno sin hospital y trabajando en condiciones totalmente precarias.

“Hace 4 años empezaron a tirar parte del hospital viejo y la morgue, ya van a ser tres inviernos que estamos fuera del hospital. La ministra Monasterolo estuvo hace 15 días, estuvieron los ingenieros viendo el hospital y está todo casi igual que hace dos meses y medio atrás, dijeron que iban a tratar de agilizar la obra, pero calculo que este invierno estamos acá de vuelta, al menos ya nos organizamos para pasar acá”, afirmó Julio Berwyn, director del Hospital de Las Plumas.

Actualmente el Hospital funciona en dos contenedores, uno es para consultas médicas y el otro para las prácticas de enfermería. En el correo funciona la farmacia, la sala de internación y la cocina comedor. La administración trabaja en la biblioteca de la localidad.

“Se hace muy difícil, por ejemplo, odontología no tenemos desde hace 3 años, rayos x desde el año pasado que salimos del edificio, un montón de cosas que tenemos que tener no las tenemos, se modificó”.

Según el director, la atención sanitaria se desarrolla gracias a la voluntad del personal que a pesar de no contar con un espacio físico, logran gestionar sus actividades.

“La verdad es que yo tengo que destacar a mi personal, tengo muy buena gente que se pone  la camiseta siempre, es más, hacemos actividades extras,  actividades que tienen que hacer las trabajadoras comunitarias, organizar caminatas, eventos, y las trabajadoras comunitarias no tienen un lugar para trabajar y desenvolverse, ellas están en oficinas con la administradoras y otro personal más, donde tenemos las vacunas y es para destacarlo”, aseguró.

La atención sanitaria no sólo abarca a la localidad de Las Plumas, sino también a zonas rurales y puestos sanitarios en Los Altares y Paso de Indio y la atención en los siniestros viales que ocurren en las rutas 25 o 40.

“Tenemos puesto sanitario y tenemos que estar muy atentos con estos fines de semanas largos cuando son los accidentes, vivimos con los siniestros viales sobre ruta 25, por ejemplo, en Los Altares, Paso de Indios, Las Plumas, son los cuatro puestos donde tenemos que estar súper atentos porque es normal que en un fin de semana largo existan dos o tres accidentes”.

“Tenemos un móvil del 2018 que lo usamos únicamente en emergencias, cosas que requiera mucha seguridad, si no, nos manejamos con otros dos móviles, uno para el campo y el otro para la ruta”, destalló el director sobre el cuidado de los recursos móviles con los que cuenta.

Por último, se refirió a las medidas de fuerza que se desarrollan durante esta semana, donde SiSaP lleva a cabo un paro por 72 horas en reclamo de mejoras salarias y apertura de paritaria, para  Julio Berwyn  “el reclamo es totalmente válido”, pero no  acata a la medida dada la crisis y a la particularidad de esa localidad.

“Qué querés que le diga acá a la gente, hace 39 años que me conocen, los conozco y me han ayudado toda la vida , desde que estoy en la dirección me han ayudado más todavía, me da no sé qué querer hacer un paro a la gente del pueblo, mi forma de protesta no es esa”, aseveró.

Compartir.

Dejar un comentario