jueves, 29 de febrero de 2024

Mariano Arciono, que se encuentra de paseo por los Estados Unidos, está pensando en su próximo destino de vacaciones para después del 10 de diciembre, demostrando que poco y nada le importan los enormes problemas que atraviesa la provincia, como la falta de agua en el sur o la Capital, los pésimos servicios en la comarca Andina, la falta de trabajo en la meseta o la inseguridad en el valle, por citar algunos ejemplos.

El gobernador, que seguramente sea el que más vacaciones tomó durante un mandato, ya avisó a Legislatura que estará ausente de la provincia desde el 25 de diciembre próximo al 10 de enero de 2024.

“Tengo el agrado de dirigirme a la Legislatura, en el marco de lo prescrito por el Art. 154 de la Constitución Provincial, a los fines de por en su conocimiento y solicitar la correspondiente autorización para ausentarme de la Provincia entre los días 25 de diciembre del corriente año y 10 de enero de 2024, por razones personales”, expresa la nota enviada el 27 de noviembre.

Claramente a Arcioni no le importa el estado en que deja la provincia, con las cuentas en rojo y los chubutenses que no lleguen a fin de mes, al parecer su única preocupación es tener todo en regla para viajar y disfrutar de un merecido descanso al algún lugar lejano y paradisíaco del planeta.

La población, por su parte, seguramente también estará alegre y deseará que permanezca siempre lejos de la provincia y sus intereses, disfrutando de las “grandes cosechas obtenidas”. Esté donde esté, vaya donde vaya, en el imaginario colectivo será recordado como el peor gobernador de la historia de la provincia.

Compartir.

Dejar un comentario