jueves, 29 de febrero de 2024
Primera casa de gobierno en Comodoro Rivadavia. Foto; libro de Oro Comodoro Rivadavia Aniversario 1901-1997

En la segunda semana de enero de 1900, llega el buque 1° de mayo al Golfo San Jorge. Pietrobelli, que ha llegado unos días antes, lo espera acampado en las barrancas donde hoy se halla el Automoto Club General San Martín, cerca del lugar “Las Piedras” que divide a la playa de Rada Tilly de la de Comodoro Rivadavia. Ha llegado a dicho lugar cinco días antes en un carrito de dos ruedas, de los llamados “jardinera” en compañía de un francés llamado Carlos Trompette, (cuyos familiares aún residen en Sarmiento) y del indio Marcelo que lo guiaba a caballo. Las últimas dos leguas las hicieron siguiendo el sendero marcado por un ingeniero y 10 hombres, pertenecientes a numerosas cuadrillas que venían construyendo la línea telegráfica desde el norte. La avanzada que se encontró con Pietrobelli, era la vanguardia que iba marcando el itinerario de la línea, y ya había pasado por Punta Borjas. El grueso de las cuadrillas ya venía tendiendo líneas más o menos por la Pampa de Salamancas a unas 20 leguas de Punta Borjas.

Al ver la lejana humareda del buque 1° de mayo, Piertobelli desde la altura en que se hallaba, le hizo señales de humo indicándole su posición.

El buque que se dirigía al fondeadero de Punta Borjas marcado en las cartas marinas que hiciera el comodoro Martín Rivadavia en 1892 y viajes de estudios sucesivos en la corbeta Argentina, desvió entonces su rumbo, echando ancla frente al lugar donde le hacían señales. Desde larga distancia por falta de fondo marino destacó una lancha con los materiales que traía consignados a Pietrobelli por Fernández y Ángel Velaz. Con la misma, el capital avisó a Pietrobelli que el fondeadero sería siempre en Punta Borjas, y que el buque desvió rumbo al ver sus señales creyendo que ellas indicarían la existencia de alguna aguada u otro motivo que fuera una ventaja favorable para los acampados, pero que no habiendo fondo favorable para buques, en lo sucesivo, los atracaderos serían en Punta Borjas. En vista de ello, Piertobelli en su carrito, en varios viajes, trasladó los materiales a Punta Borjas. Algunas mercaderías, fueron averiadas por el agua en una marea muy alta, antes de ser trasladadas. De inmediato Piertobelli y sus dos compañeros comenzaron la construcción del galpón en el lugar donde hoy el halla el edificio de la exdirección de Minas, contiguo a la actual Prefectura Marítima.

Así había quedado fundado el pueblo de Comodoro Rivadavia, aunque no en forma oficial, en la primera quincena de enero de 1900, que comenzó a llamarse Puerto Rada Tilly, y que finalizó en junio de 1900.

“Fragmento del libro “Apuntes de un carrero patagónico”, de Asencio Abeijón

Compartir.

Dejar un comentario