Ataque a Cristina: la nueva detenida es una amiga de Brenda Uliarte

Nacionales - Noticias |


Agustina Díaz (23), la tercera detenida por el atentado a Cristina Kirchner, le indicó a la también imputada Brenda Uliarte que borrara el contenido de su teléfono celular luego de que su novio, Fernando Sabag Montiel, fracasara en su tentativa de homicidio.

«Borrá todo», le indicó Díaz a Uliarte en comunicaciones que mantuvieron después de que el 1 de septiembre pasado fuera detenido Sabag Montiel tras intentar asesinar a la dos veces exprimera mandataria, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales.

Las pruebas contra Díaz, que le serán exhibidas antes de la declaración indagatoria que se concretaría mañana, la ubican también intercambiando ideas con Uliarte sobre cómo llevar adelante un ataque contra Fernández de Kirchner.

De los intercambios extraídos del teléfono celular de Uliarte surge también que Díaz le reprochó con insultos que el atentado hubiera fracasado: «¿Por qué falló el tiro? ¿Cómo mandaste a este tarado? ¿Se puso nervioso?», le espetó, según pudo reconstruir esta agencia.

Télam pudo averiguar de fuentes seguras que Díaz habló con Uliarte los días previos al intento de atentado sobre las mecánicas posibles para ejecutar el magnicidio de la vicepresidenta Fernández de Kirchner.

La información que comprometió a Díaz hasta el punto de que fuera ordenada su detención surgió del celular de Uliarte, quien la tenía agendada como «Amor de mi vida» y solía compartir expresiones de odio, según detallaron a esta agencia las fuentes de la investigación.

La nueva prueba incorporada a la causa a partir de peritajes que la jueza federal María Eugenia Capuchetti le encomendó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) ubicaría a Uliarte en un lugar distinto al que ella declaró cuando en su primera indagatoria dijo que solo había acompañado a su novio hasta la esquina de Juncal y Uruguay -donde vive la Vicepresidenta- y que lo que hizo le parecía «aberrante».

Díaz fue detenida la noche del lunes en la ciudad bonaerense de San Miguel, donde se le secuestraron tres teléfonos celulares, de los cuales solo uno estaba activo, y un chip que sería el vinculado a las conversaciones que provocaron su arresto.

La información fue detectada en el teléfono celular de la detenida Uliarte y surge de mensajes de audio que se envió con el agresor, al que además acompañó hasta la zona de Juncal y Uruguay el 1° de septiembre último cuando intentaron dispararle en la cabeza a Fernández de Kirchner.

Se espera que la magistrada convoque a Sabag Montiel y a Uliarte a ampliar su indagatoria para exhibirles la nueva prueba incorporada al expediente, entre la que se destacan los mensajes obtenidos del teléfono de la novia del principal acusado del atentado que confirman que el del 1 de septiembre no fue el primer intento de asesinato contra la Vicepresidenta.

Fuente: El diario de Río Negro



Últimas Noticias