La sobreactuación del ministro Miguel Castro en el temporal de nieve en la comarca andina

Noticias |


Como buen político comprometido con su territorio y sus ciudadanos, el ministro de Seguridad, Miguel Castro, enfiló raudo a la cordillera para ponerle el cuerpo y el corazón a las tareas que el Gobierno está realizando para paliar la difícil situación que atraviesa la región producto de las fuertes nevadas caídas en los últimos días.

Una vez en zona, Castro se reunió con el intendente de El Hoyo, Pol Huisman, y con integrantes del Comité de Emergencias de esa localidad. Rápido de reflejos, difundió una gacetilla de prensa oficial donde dice que están trabajando fuertemente y tomando las decisiones necesarias para resolver las diversas contingencias que se presentaron.

Lo llamativo de la gacetilla fue la foto de la reunión donde se muestra a la directora de Defensa Civil, Luciana Cárdenas, con su pantalón y zapatillas mojadas, seguramente producto de haber caminado por la nieva, asistiendo a los vecinos; al intendente Huisman totalmente abatido y muy cansado, parece que a duras penas puedo sostener su cuerpo; y a Castro impoluto, con campera nueva, un pantalón marrón claro impecable, y botas 0 km, sin marcas de agua o nieve, y con suelas que todavía no conocen lo que es pisar el suelo.

Cualquier malpensado, de esos que nunca faltan, diría que se vistió y se puso para la foto. O que con esa facha está más para ir al boliche a tomar un aperitivo y charlar con los muchachos que para enfrentar una emergencia.

Para peor, su postura corporal no denota mucha preocupación, más bien todo lo contrario: se lo ve muy cómodo y relajado en la silla, con las piernas estiradas y cruzadas,  y sus manos entrelazadas caen sobre su pelvis.

Desde este portal de noticias sostenemos que el Ministro sería incapaz de armar una foto para aparentar preocupación y resolución de problemas tan complejos como los que están atravesando los vecinos de la Comarca Andina. Estamos convencidos de que luego de las fotos de rigor, Castro se empapó de información y se zambulló en lo profundo de la crisis para asistir a los vecinos tal como lo ameritan.

Seguramente en los próximos días llegarán a la región los insumos y materiales necesarios para paliar las consecuencias que deje el temporal. Y todo será, por supuesto, gracias a la enorme gestión del ministro Miguel Castro.

 



Últimas Noticias