Los hombres envejecen más rápido que las mujeres, pero cada vez es menor la diferencia

Internacional - Noticias |


La diferencia de sexo observada se explica en parte por el hecho de que los hombres fuman con más frecuencia y tienen un mayor tamaño corporal. En el mundo occidental, la esperanza de vida aumentó rápidamente en el siglo XX, pero todavía las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los hombres. En Finlandia, las mujeres viven de media cinco años más que los hombres. La diferencia entre sexos fue mayor en los años 70, cuando la esperanza de vida al nacer era casi 10 años mayor para las mujeres que para los hombres. Sin embargo, en las últimas décadas, esta diferencia se ha reducido gradualmente. La diferencia entre sexos también se observa en el envejecimiento biológico, como revela un estudio publicado recientemente.

El estudio investigó si existen diferencias en el envejecimiento biológico entre hombres y mujeres y si las posibles diferencias pueden explicarse por factores relacionados con el estilo de vida. Estas diferencias se investigaron en adultos jóvenes y mayores.

Se utilizaron varios relojes epigenéticos para medir el envejecimiento biológico. Los relojes epigenéticos permiten estudiar los factores relacionados con la vida durante la vida de un individuo. Proporcionan una estimación de la edad biológica en años utilizando los niveles de metilación del ADN determinados a partir de una muestra de sangre.

«Descubrimos que los hombres son biológicamente más viejos que las mujeres de la misma edad cronológica, y la diferencia es considerablemente mayor en los participantes de más edad, afirma Anna Kankaanpää, investigadora de doctorado del Centro de Investigación en Gerontología y la Facultad de Ciencias del Deporte y la Salud.

El hecho de que los hombres fuesen más fumadores explicaba la diferencia entre sexos en el envejecimiento de los gemelos de mayor edad, pero no en el de los adultos jóvenes. Además, el mayor tamaño corporal de los hombres explicaba una pequeña parte de la diferencia de sexo en ambos grupos de edad.

«Observamos una diferencia de sexo en el ritmo de envejecimiento, que no se explicaba por factores relacionados con el estilo de vida», dice Kankaanpää.

«En nuestro estudio, también utilizamos un diseño de estudio bastante raro y comparamos el ritmo de envejecimiento entre parejas de gemelos de distinto sexo. También se observó una diferencia similar entre estas parejas de gemelos.

El hermano varón era alrededor de un año biológicamente mayor que su gemela femenina. Estas parejas han crecido en el mismo entorno y comparten la mitad de sus genes.

La diferencia puede explicarse, por ejemplo, por las diferencias de sexo en los factores genéticos y los efectos beneficiosos de la hormona sexual femenina, el estrógeno, sobre la salud» continúa Kankaanpää.

Los resultados ayudan a comprender los comportamientos del estilo de vida y las diferencias de sexo relacionadas con el envejecimiento biológico y la esperanza de vida. Los resultados sugieren que el descenso del tabaquismo entre los hombres explica en parte por qué se ha reducido la diferencia entre sexos en la esperanza de vida en las últimas décadas.

 



Últimas Noticias