sábado, 22 de junio de 2024

Acomodar las alicaídas y endeudadas cuentas provinciales será, seguramente, el primer gran desafío que tendrá Ignacio “Nacho” Torres cuando asuma la gobernación el próximo 10 de diciembre. Con un déficit mensual de más de $ 3.000 millones, ingresos en baja y muchos vencimientos de deuda durante los primeros meses de gestión, el panorama no parece sencillo y amenaza con convertirse en una gran piedra en el zapato del gobernador que tendrá que pisar firme de entrada.

Durante  julio, el gobierno de Mariano Arcioni recaudó por Coparticipación Federal de Impuestos $17.375 millones, un 107,3% más que igual período del año pasado, pero casi 8 puntos menos que los 115% de inflación interanual.

El acumulado de ingresos por este reparto entre enero y julio llegó a los $100.536 millones, frente a los $49.054 millones del año pasado, lo que representa una suba interanual del 104,9%. En este mismo período la variación del Índice de Precios al Consumidor fue del 115,6% por lo que los ingresos estuvieron por debajo en un 10.7%.

En cuanto a los ingresos por regalías petroleras la diferencia es aún más negativa, en los primeros 6 meses del año Chubut recaudó un total de $48.917,6 millones, frente a los $24.527,6 millones del primer semestre de 2022. La diferencia significa un 99,4%,  más pero comparado con la inflación interanual queda 15 puntos por debajo.

Vencimientos de deuda en dólares

Resolver los vencimientos de deuda en dólares durante los primeros meses de gestión será clave para el gobierno de Torres, quien en 2024 Chubut deberá abonar trimestralmente 34 millones de dólares por el BOCADE, frente a los 30 millones de dólares cada 3 meses que se abonan este año y los 21 millones que se abonaron, con igual frecuencia, en 2022. A esto se sumará, desde febrero del año próximo, los vencimientos del bono TIDECH, colocado por el actual gobierno, por 111,4 millones de dólares, que demandará pagos de alrededor de 7 millones de dólares por trimestre.

El pago de los bonos en dólares está garantizado por las regalías petroleras,

Vencimientos de deudas en pesos

Según un informe del Ministerio de Economía, el gobierno deberá afrontar durante 2024 vencimientos de deudas en pesos por 59.000 millones, producto de distintas colocaciones de Letras del Tesoro (modalidad de endeudamiento predilecta de Oscar Antonena durante estos años) y préstamos del Fondo Fiduciario que otorgó Nación (el último de $14.000 millones otorgado en mayo pasado deberá devolverse a partir de noviembre).

Bajar el déficit

La última vez que el ministro Oscar Antonena estuvo en Legislatura, en mayo pasado, pidiendo a Legisladores que autoricen un nuevo endeudamiento provincial, reconoció que el déficit de las cuentas públicas provinciales asciende a los $ 3.000 millones. Con ese nivel de gastos, Torres está obligado a achicar el gasto público de manera urgente o dependerá de nuevos endeudamientos para funcionar, tal como viene haciendo el actual gobierno de Mariano Arcioni a través de la permanente emisión de Letras del Tesoro.

En algunas entrevistas previas a las elecciones, el electo gobernador adelantó que buscará reducir el déficit eliminando muchos gastos superfluos de la política, como asesores de gabinete y cargos que nadie sabe explicar bien para qué están ni qué hacen.

El comienzo no será sencillo, Torres y su equipo económico deberán pensar un paquete medidas que permitan acomodar el rumbo económico y, por otro lado,  coordinar la transición con el gobierno actual, que ya no posee el poder real pero le quedan aún 4 meses al frente del ejecutivo.

Compartir.

Dejar un comentario