jueves, 22 de febrero de 2024

El gobernador electo responsabilizó a Sergio Massa por la suba del mínimo imponible del impuesto a las ganancias, que le implica a Chubut la pérdida de dos masas salariales y exigió una solución urgente al presidente Alberto Fernández.

El gobernador electo Ignacio Torres admitió este domingo que podría haber problemas en el pago del medio aguinaldo de diciembre producto de la baja en los ingresos en la provinciales que significó elevar el mínimo imponible del impuesto a las ganancias, medida tomada por Sergio Massa en plena campaña electoral.

“Lo que hizo Massa fue una medida proselitista, de campaña, de manera inconsulta con los Estados provinciales y con la plata de las provincias. A Chubut le cuesta aproximadamente dos masas salariales, lo cual en este contexto la verdad que es imposible afrontar siquiera el aguinaldo ahora, en el mes de diciembre”, aseguró Torres a radio Rivadavia de Buenos Aires.

Y resaltó: “En estas condiciones no vamos a poder hacer frente al pago, pero no es solamente Chubut, son muchas provincias las que están en esta situación. Producto de una irresponsabilidad de haber dicho que se iba a compensar coparticipando algunos impuestos, como siempre, atando con alambre o parchando la coyuntura, pero la realidad es que si esto se judicializa, te diría que hay un 90% de posibilidad de que se resuelva rápido a favor de las provincias”.

“Más allá de que Massa dijo que iba a compensarlo, debería ser el propio Alberto Fernández quien por lo resuelva por decreto y después se ratifica en el Congreso. Este gobierno tiene que resolver su propia cagada, esa es la realidad. Este gobierno centralizó las arcas como hacía muchísimos años no se había hecho y generó una matriz fiscal que es regresiva, que es distorsiva, que atenta contra las economías regionales. Por lo menos como parte prioritaria de esta agenda debería resolverse este tema desde el Tesoro Nacional. No me parece a mí que haya que ver alguna ingeniería fiscal coparticipando impuestos.”, afirmó.

Privatización de YPF

“Nosotros tuvimos una reunión con el futuro presidente de YPF, junto con el gobernador electo de Santa Cruz, Claudio Vidal, y la verdad es que pudimos desmitificar un montón de cosas que se venían diciendo que no son tan así.  La privatización de YPF no está en una agenda prioritaria”, resaltó Torres y detalló que “la conversación partió de la base de que una empresa Estatal o una empresa privada si está mal administrado hace el daño a las provincias porque genera menos laburo, atenta contra la sostenibilidad de la cuenca madura que es lo que más nos preocupa a nosotros. Y la verdad que la charla fue buena y nos entusiasmó que contemple una serie de medidas para fomentar el crecimiento exponencial de Vaca Muerta y que no sea una dicotomía de Chubut-Santa Cruz contra Neuquén”.

Según el gobernador electo, “primero hay que ordenar la empresa y después la decisión será del Ejecutivo, lo cual nos deja tranquilos en qué sentido. Privatizar una empresa deficitaria o una empresa mal administrada no es negocio para nadie tampoco. La primera medida es ordenarla y que valga más de lo que hoy vale. Hoy estamos hablando de alrededor de 6.000 millones de dólares y podría valer el doble o el triple”.

Compartir.

Dejar un comentario