jueves, 22 de febrero de 2024
Construcción sede Sociedad Rural. Foto: Arturo Pérez

Para el 26 de junio de 1943 se llamó a asamblea ordinaria para la renovación parcial de la comisión directiva de la Sociedad Rural. Fue esta comisión encabezada entre otros por Varela Díaz, Máximo Aguirre, Juan Arbeletche, González Bonorino, Pedro Corradi, Ernesto San Cristóbal sobre la que recayó la responsabilidad de atender y controlar todo lo relacionado con la construcción del nuevo edificio propio, que hoy se levanta en la calle Edison al 100 de nuestra ciudad.

Para encarar esta obra se carecía de fondos (en 1943 solo se disponía entre las cuentas del Banco Nación y “caja” de la ínfima suma de $738, 54 m/n), pero ello no fue óbice para que se iniciase la construcción en julio de 1943 y para ello se emitieron títulos al portador, a los que denominaron bonos-préstamos, hasta cubrir la suma de $50.000 m/n con valores de $500 y $1.000 m/n, cada uno, pagaderos en 10 años con un 5% de interés anual. La iniciática tuvo buena acogida y antes de fin de año, ya contaban con préstamos por $43.000 m/n, y por la iniciativa del señor Juan Arbeletche, al poco tiempo los poseedores de estos bonos donaron sus importes con el fin de contribuir al afianzamiento económico de la Sociedad.

A raíz de contar ya con su propio terreno y ser de nuestra localidad la mayoría de los miembros que componían la comisión directiva, en julio de 1943 se traslada desde Gaiman la administración de la Sociedad, para cuya mejor atención, se aceptó del socio señor Ángel Salvo el ofrecimiento gratuito un salón de su propiedad para sede de la Secretaría, y meses después se pasó a un local céntrico, en la Av. Fontana al 300, frente al Banco Nación.

El edificio para exposiciones y sede social, calculado en un costo aproximado de $35.000 m/n, a su finalización alcanzó a los $58.736, 55 m/n, según inventario realizado en abril de 1945. La mano de obra se adjudicó a los constructores señores Trevisán y Merífico, en la suma de $47.000 m/n, con el compromiso que las instalaciones debían estar terminadas para la exposición a realizarse el 22 de enero de 1944.

Los 53.000 ladrillos a utilizarse fueron contratados al señor Simbaldo Símboli, a razón de $30 m/n el millar puesto en obra. El cemento empleado en cantidad de 1.000 bolsas fue comprado a “Loma Negra S.A.” al precio de $3.25 m/n la bolsa de 50 kilos.

La construcción sobre un terreno donado por los señores Carlos y Melecio González se levantó con material cocido con techo de fibrocemento con galpón de dos cuerpos de 14 x 40 metros cada uno, una pieza de 3.50 x 5.00 metros para secretaría, baños para damas y caballeros con cercos y mampostería delimitando el patio hacia la calle Edison.

Estando muy adelantada la construcción en diciembre de 1943, se gestionó a la Municipalidad la conexión de aguas corrientes, aceptándose la propuesta de contribuir con el 50 por ciento del costo de las cañerías para lo cual la Municipalidad debió requerir la autorización del Ministerio del Interior. También se llegó a feliz término con la usina “Miguel San Martín” para la conexión de corriente eléctrica. Estos inconvenientes, como así también los servicios públicos de la municipalidad (aguas corrientes, alumbrado público y limpieza) se fueron subsanando cuando se incorporó el local de las exposiciones de la Sociedad Rural al ejido municipal.

Texto extraído del autor Matthew Henry Jones

Compartir.

Dejar un comentario