Cada día nacen en Argentina cien bebés de adolescentes que no planificaron su embarazo

Noticias - Sociedad |


“Él la iba a dejar, pero ella se quedó embarazada y lo enganchó”, dice Francisco al contar a los amigos en un asado que va a ser abuelo. Francisco, argentino de 39 años, habla de su hijo, de 19, y de su novia, de 18. Atribuye la responsabilidad de ese embarazo no intencional a la mujer, un patrón que se repite una y otra vez y con el que busca romper la última campaña de prevención de embarazos no deseados en adolescentes en Argentina. Según datos oficiales, son siete de cada diez.

“El porcentaje de pibas [chicas] que refiere no haber buscando el embarazo en ese momento sigue siendo del 70%, lo que tiene que ver un montón de variables, una de ellas es la de negociar el método anticonceptivo con la persona que está por tener relaciones en ese momento”, dijo el director de Adolescencias y Juventudes del Ministerio de Salud de la Nación, Juan Carlos Escobar, en la presentación de la campaña lanzada este miércoles.

Según Escobar, la campaña apunta por primera vez a los varones heterosexuales “porque tienen un peso del 50% a la hora de prevenir el embarazo no intencional”. La teoría no coincide con la práctica en un país donde la responsabilidad de la anticoncepción recae de forma mayoritaria en la mujer, “tanto adolescentes como adultas”, señala Mabel Bianco, titular de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

El número de embarazos adolescentes ha ido en descenso a lo largo del último lustro. En 2020, cerca de 53.000 menores de 20 años fueron madres en Argentina, según datos del Ministerio de Salud. Un año antes, rozaron los 70.000. Sin embargo, no descienden los embarazos no intencionales ni en las jóvenes de entre 15 y 19 años -el 70%- ni en las que tienen menos de 15 años, del 85%. En el caso de estas últimas, la mayoría de embarazos de niñas es consecuencia de situaciones de abuso sexual y violación.

“El número de embarazos desciende porque hay grupos que tienen más acceso a información, pero queda un número importante de niños, niñas y adolescentes que no tienen ese acceso. La educación sexual integral es obligatoria en todos los colegios, pero no se cumple, no en todos la dan”, cuenta Bianco sobre los obstáculos para prevenir embarazos no deseados.

Esta médica recuerda también que la legislación argentina contempla el derecho de los adolescentes a ser asesorados y tener acceso a métodos anticonceptivos, pero hay centros de atención sanitaria donde se los niegan si no van acompañados con un adulto. En caso de que no hayan usado ningún anticonceptivo o este falle, también tienen derecho a interrumpir su embarazo, ya que el aborto es legal en Argentina desde finales de 2020. Una vez más, la implementación de la ley no es completa y falta información, según la titular de FEIM, la ONG que encabeza la campaña #PuedoDecidir.

El Ministerio de Salud argentino advierte que la maternidad temprana está entre las principales causas de abandono escolar. Sin el título de educación secundaria —y más aún en el caso de la primaria—, las adolescentes tienen muchas más dificultades para insertarse en el mercado laboral y optar a empleos de calidad y bien remunerados.



Últimas Noticias