miércoles, 29 de mayo de 2024

Desde hace un buen tiempo el intendente de Gaiman, Darío James, protesta por la creciente ola de inseguridad que castiga el valle y la policía no cuenta con las herramientas necesarias para combatir esta situación, la comisaría de esa localidad cuenta con muy pocos efectivos y, hasta ayer, con un solo patrullero para custodiar los más de 200 kilómetros de ejido.

“Por un lado estamos contentos porque recibimos un nuevo móvil para la comisaría pero tenemos solo cinco personas por turno en la comisaría, hoy quizá tendríamos que tener por lo menos una subcomisaría, porque ya no da abasto una sola comisaría. Hay muchas cosas para hacer, esto apenas alivia un poco la necesidad que tenemos. Teníamos un solo móvil el cual presta servicio a todo el ejido que son más de 200 kilómetros  donde tenemos una vasta zona rural”, aseguró James.

El intendente de Gaiman hizo referencia a los hechos de inseguridad que atraviesa la comunidad, “en el momento que hacían el acto para presentar los móviles nuevos, en el establecimiento ‘la Angelita´ delincuentes  estaban robando corderos”.

“Acá parece que todo da lo mismo, nadie se hace cargo y eso es lo que da mucha bronca, porque la caja de resonancia de todos los problemas es la municipalidad. Nosotros sabemos perfectamente todos los problemas que hay y que es muy difícil vivir en la zona rural, sabemos que los chacareros ya están pensando en cuidarse por sí mismos porque lamentablemente, estos (en referencia a los ladrones) vienen y entran  en forma de comando y te pueden hacer un desastre en la familia, no lleguemos a esto porque ahí sí se va a complicar y lo estamos advirtiéndolo desde hace rato”, expresó.

También recordó que, hace dos años se presentó un proyecto  para reformar el Código Procesal Penal y aun no fue tratado.

“Hace dos años en una gran reunión que hicimos en Gaiman donde estaban todos los protagonistas de la seguridad, estaba el ministro de Seguridad en su momento, Federico Massoni, estaba el Procurador General, el Jefe de Fiscales, estaban dos diputados, estaban todos los sectores y ahí se habló de la Reforma del Código Procesal, de ese tiempo a esta parte, se presentó en la legislatura y todavía no se trató, o sea, no hay predisposición de solucionar esto aparentemente”, sentenció el intendente de Gaiman.

A raíz de los crecientes robos,  los chacareros de la zona buscan retomar las reuniones con todas las partes intervinientes y pedir soluciones a estos acontecimientos.

“Ahora los chacareros se están organizando nuevamente y quieren  tener reuniones con los encargados de Seguridad,  poner tenerlos a todos enfrente de vuelta para que le den explicaciones de cómo se puede hacer, porque realmente son los más perjudicados, como  lo que le pasó a Carlitos Orive estos días, es desastroso,  la trayectoria de 100 años de producción se la robaron en dos fines de semana”.

Por último, el intendente de Gaiman opinó ante esta situación que “es un chiquero de chanchos y estamos en la misma bosta todos, lamentablemente”.

Compartir.

Dejar un comentario